Transporte de mercancía especial

Transporte de mercancía especial

En el artículo de hoy vamos a hablar de las necesidades, requerimientos y autorizaciones especiales en logística y para ello os explicaremos qué es el transporte de carga especial, en qué casos es necesario y qué medios, leyes y normas lo regulan.

Pero antes vamos a explicar el tipo de transporte y en qué casos es necesario aplicar el transporte de carga especial. En este contexto hay que tener en cuenta que la logística es una actividad que engloba una serie de acciones realizadas mediante la colaboración de diferentes partes (proveedores, distribuidores, navieras, empresas de transporte y repartidores, entre otros) para llevar a cabo un fin determinado de un proceso de transporte.

Por ejemplo, para la entrega a tiempo de productos para el cliente final se suelen usar medios de transporte como los camiones con los que se pueden realizar el transporte de miles de artículos. Esto se debe a que estos productos son muy pequeños y se pueden acumular en un sólo viaje.

Hablamos de textiles, de productos electrónicos, alimentarios y similares. Pero, ¿qué pasa cuando el producto tiene unas medidas que exceden lo normal? En este caso es necesario el uso de un transporte especial.

Si tenemos en cuenta que los camiones suelen tener unas medidas máximas de 16,50 metros que incluye la longitud máxima autorizada para los vehículos articulados entre los que se encuentran los tráilers y los camiones que suelen medir unos 12 metros (el tráiler) la medida de un transporte será especial cuando supere estas medidas.

Por norma general, las medidas para que un transporte sea especial son las siguientes:

  • Largo para tren de carretera: más de 18,75 metros.
  • Largo para camión o vehículo terrestre: unos 16,5 metros.
  • Peso: 40 toneladas.
  • Alto: 4 metros.
  • Ancho: 2,55 metros.

El transporte terrestre que se dedique al reparto de carga especial debe cumplir con vehículos que tengan estas medidas.

Seguir leyendo qué es el transporte de carga especial