José Manuel Nieves en Ciencia y Tecnología, Estudiantes y Universitarios, Profesores y educadores Corresponsal de Ciencia • ABC 29/9/2016 · 2 min de lectura · 1,5K

James Webb, el telescopio espacial que mide lo mismo que una pista de tenis



Una nutrida representación del equipo de científicos del Telescopio Espacial James Webb ha visitado Madrid para explicar a la comunidad científica las extraordinarias capacidades del nuevo telescopio y permitir, de este modo, que los investigadores puedan ir diseñando sus proyectos futuros. En total, más de 100 participantes reunidos en la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Madrid. Y una ocasión irrepetible para hablar directamente con los creadores de uno de los instrumentos científicos más esperados y ambiciosos de todos los tiempos. Cuando sea lanzado, en octubre de 2018, la sensibilidad y capacidad de observación del James Webb superará, con mucho, incluso a la del mismísimo Telescopio Espacial Hubble.

Macarena Garcia Martín y Luis Colina, científicos del instrumento MIRI; Santiago Arribas, investigador del instrumento NIRSpec; Marco Sirianni, director de desarrollo del telescopio: y Pierre Ferruit, científico del proyecto, explicaron durante dos días las posibilidades del nuevo telescopio y se reunieron con un pequeño grupo de medios españoles, entre los que estaba ABC.

El Telescopio Espacial James Webb es fruto de la colaboración de tres agencias espaciales: NASA (Estados Unidos) ESA (Europa) y CSA (Canadá) y de veinte países de todo el mundo, entre los que se encuentra España. Un proyecto que, en total, costará 8.800 millones de dólares, 600 de los cuales serán aportados por Europa. A diferencia del Hubble, que se encuentra en órbita a una altura de apenas a 559 km., el James Webb será colocado mucho más lejos, a cerca de un millón y medio de km. de nuestro planeta, en uno de los cinco Puntos Lagrange (en concreto en el P2) del sistema orbital formado por la Tierra y el Sol. Los Puntos Lagrange son las posiciones en las que las gravedades de los dos objetos del sistema (en este caso la Tierra y el Sol) se anulan la una a la otra, por lo que permiten colocar allí un objeto que permanecerá estacionario. El entorno en el que estará el telescopio es, por lo tanto, tremendamente estable y con una temperatura fija, lo que le permitirá tomar medidas muy precisas de todo lo que observe.

La enorme distancia que lo separará de la Tierra hará que sea imposible enviar misiones de reparación o mantenimiento, de modo que, una vez desplegado, el telescopio no podrá permitirse ningún fallo. Podrá recibir actualizaciones de software desde la Tierra, pero no piezas de repuesto. Para garantizar su buen funcionamiento, cada uno de sus elementos y componentes están siendo sometidos a un número enorme de pruebas y test de todo tipo. Por eso, los investigadores están convencidos de que nada fallará "ahí arriba".

Sin embargo, siempre puede haber imprevistos, como un bombardeo especialmente fuerte de rayos cósmicos, o el impacto imprevisto de algún micrometeorito. Por eso, para evitar problemas o fallos, la electrónica de todos los instrumentos está duplicada. Y el escudo que lo proteje de la radiación solar está diseñado para no rajarse en caso de impacto de un pequeño meteorito. Si eso sucediera, solo quedaría un pequeñísimo agujero que no restaría capacidad alguna al escudo.

El propio escudo, además, es toda una obra de ingeniería que no tiene precedentes en la industria espacial. Está formado por cinco láminas de Kapton, un material diseñado especialmente para la ocasión. Las láminas, a modo de sábanas, están colocadas una sobre otra y separadas por unos pocos cm. La primera lámina, la que recibe directamente la radiación solar, es la más caliente. Pero cada lamina está más fría que la siguiente, de modo que se pasa de 84 grados centígrados a -230 grados en apenas unos cm. de grosor. Es la primera vez que se usa el kapton para un escudo térmico.


Leer el artículo completo en


http://www.abc.es/ciencia/abci-james-webb-telescopio-espacial-mide-mismo-pista-tenis-201609290926_noticia.html


James Webb, el telescopio espacial que mide lo mismo que una pista de tenis


Charles David Upchurch 9/10/2016 · #3

I could translate about half of it in my head, @José Manuel Nieves. I could get to about 90% if I also used Google Translate. Why don't you try that, yourself, and then I can read it through and turn your Spanglish into English?

0
Nick Mlatchkov 30/9/2016 · #2

There's anyone who could translate this in Eng?

0