José Ramón López en Adecco, Marketing Online, Marketing y Comunicación Freelance • joseramonlopez.net 22/9/2016 · 3 min de lectura · 1,1K

Lo que un blog va a exigir de ti.

Lo que un blog va a exigir de ti.

La facilidad material de crear un blog hace que muchos emprendedores se animen a montar el suyo, pensando que de esa manera atraerán más visitas y, por lo tanto, más ventas. Dicho razonamiento no va mal encaminado. Un blog puede aportar mucho y bueno a tu negocio online. No obstante, esta no es una fórmula mágica que funcione siempre y en todos los casos.

Con relación a los blogs, nos encontramos ante una realidad aplastante: la gran mayoría no sobreviven a los doce meses de vida. Fracasan. ¿Porqué?

Los motivos pueden ser diversos, y a menudo una suma de varios, pero la gran mayoría de fracasos con relación a blogs están relacionados con no tener en cuenta lo que un blog va a exigir de su autor/es.

A continuación vamos a analizar las 2 cosas que más tendrás que tener en cuenta si estás pensando en montar un blog relacionado con una actividad amateur o profesional y que, además, están relacionadas:

  • Conocimiento.
  • Dedicación / Tiempo..

Conocimiento

Para que un blog tenga éxito y, más aún, te ayude en tu negocio online, tiene que aportar cosas a sus visitantes. Con la cantidad de información que se puede encontrar en Internet, la información o el conocimiento que expongas en tu blog tendrá que ser relevante, práctico y de interés para tu público. De no ser así, el fracaso está cantado.

La gran mayoría de blogs no sobrevive a los doce meses de vida.

La competencia cada vez es más feroz, y el nivel de calidad de muchos blogs es alto/muy alto. Además de artículos informativos, se puede encontrar información en otros medios: vídeo, audio, fotografías, infografías. También en muchos blogs se pueden obtener gratuitamente o por precios muy módicos e-books con información técnica de interés, recursos, etc… En definitiva, blogs muy trabajados y con mucho valor añadido.

Crear y mantener en el tiempo este tipo de contenidos requerirá, entre otras cosas, conocimiento por tu parte. En realidad es como en la vida misma. Si eres un comercial y te dedicas a vender aspiradoras, tendrás que conocer bien el producto, sus especificaciones técnicas, utilidades, saber compararlo con productos de otras gamas e incluso con los productos de la competencia… o eso o no venderás ni una aspiradora.

En Internet, ¿por qué ha de ser diferente? Las necesidades de las personas -los clientes- son básicamente las mismas. Antes de comprar se informan y si tienen que elegir entre una oferta u otra escogerán la que les ofrezca más por menos. Por eso, plantéate ANTES de crear un blog relacionado con tu tienda o negocio online, cuál es tu nivel de conocimiento al respecto del/los producto/s que vendes online. Si tu nivel es superfluo o muy genérico, tu blog será igual: superfluo y muy genérico… o en otras palabras, poco relevante.

Además, para crear y mantener un blog con contenido relevante y en formatos diversos, como antes hemos mencionado (vídeo, audio, fotografías…) hace falta otro tipo de conocimiento: el técnico. Es cierto que hoy está al alcance de cualquiera que le ponga un poco de interés el crear un blog, pero el aprendizaje siempre estará ahí. Internet y sus tendencias evolucionan muy rápidamente y lo que hace 3 años era muy “cool” y moderno, es ahora retro total.

Crear vídeos, editarlos, optimizarlos y subirlos a plataformas de vídeo como Vimeo o YouTube, requiere cierta destreza y saber manejar ciertas aplicaciones, así como el conocimiento básico de ciertos aspectos técnicos (formatos de vídeo, ratios de compresión, etc…)

Lo mismo podemos decir con otros aspectos técnicos que irán incorporados en tu blog y que tendrás que dominar. Así que, cierto, un blog puede aportar muchas cosas positivas a tu negocio online, pero exigirá de tí un mínimo de conocimiento técnico y un conocimiento lo más profundo posible del producto o servicio que pones a la venta..

Dedicación / tiempo

Cierto, todo se puede aprender, pero si tienes que empezar de cero, el esfuerzo será tan grande que es muy posible que tu blog forme parte de ese 90% de blogs que a los doce meses ya están offline, o sea, que ya no existen.

Ten en cuenta también la redacción de los artículos del blog. ¿Tienes experiencia en este sentido? ¿No? Pues es otro factor importante a la hora de calcular el tiempo y esfuerzo que tendrás que dedicar a escribir cada artículo. Y este no es un asunto menor. Estamos hablando de blogs profesionales, relacionados con tu negocio, por lo que la calidad de redacción y ortografía deben ser elevados.

Tengas conocimientos y experiencia o no, un blog va a exigir de ti tiempo y dedicación. Estos serán directamente proporcionales a la calidad de este, es decir, a más dedicación lograrás un blog más completo, más atractivo y mejor. Si aún no tienes blog y te da la sensación de falta de tiempo… piénsate bien la ideonidad de crearlo. Pregúntate: ¿De dónde sacaré el tiempo? A menudo la mejor decisión en estos casos es reorganizar nuestra vida profesional y tratar de priorizar lo verdaderamente importante. Ahí es donde tú debes decidir si un blog es prioritario para tu negocio online, o no.

Así que, antes de embarcarte rumbo a Blogolandia, valora si estás preparado para hacerlo ahora o es mejor esperar a más adelante. Si tu factor crítico es la falta de formación… fórmate. Puedes encontrar excelentes cursos y buenos libros online con los que ponerte al día en poco tiempo.

Por otro lado, si el factor crítico es la falta de tiempo, quizás te interese externalizar la gestión de tu blog de empresa en manos de un profesional que te lo mantenga al día y con contenido relevante. Evidentemente, esto supondría una inversión añadida a tu negocio que no todos los emprendedores pueden permitirse, especialmente en los comienzos.

El tiempo y los recursos los dedicamos a aquello que de verdad nos importa. Crear un blog puede ser muy beneficioso para tu negocio ya que atraerá muchas visitas y clientes potenciales. Sin embargo, antes de empezar con un proyecto ilusionante tengamos muy claro que crear y, sobretodo, mantener un blog profesional, que de verdad destaque de la competencia y que funcione, supondrá una inversión en tiempo, esfuerzo y dinero si externalizamos algunos servicios.

Y es que, al igual que los hijos, un blog da muchas satisfacciones, pero requiere mucha, mucha dedicación.