José Ramón ✌🏼 López en beBee en Español, Jardineria, Jardineros Global Brand Ambassador beBee • Freelance 13/10/2016 · 4 min de lectura · +400

Procesionaria del pino: cómo actúa y cómo eliminarla

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa Schif) es un lepidóptero defoliador que se alimenta de las hojas de los pinos y de otras coníferas. Además, es considerada la plaga forestal más extendida aunque se trata de un insecto de distribución mediterránea.

Procesionaria del pino: cómo actúa y cómo eliminarla

Los cambios en la climatología han propiciado que las temperaturas en el invierno sean más elevadas, esto hace que cambien los hábitos de la oruga y en vez de esperar a la llegada de la primavera, comienza a desfilar hacia el suelo ya en invierno y, además, su radio de acción las ha acercado a las áreas urbanas.

Por eso mismo aunque obviamente donde suelen estar es en los pinares también nos podemos topar con ellas en jardines y parques públicos en casi todas las ciudades.

Y lo malo es que cada vez aparecen antes.

Su ciclo vital pasa por una fase larvaria, una fase crisálida y una fase de adulto, donde la procesionaria del pino es una mariposa nocturna de color gris ceniza.

Las mariposas aparecen en verano y realizan la puesta a finales de este período. Cada hembra pone de 120 a 300 huevos sobre las hojas de los pinos.

Al cabo de 30 o 40 días, durante el otoño e invierno, eclosionan las larvas (orugas).

Con la llegada del frío, se agrupan en los típicos bolsones con pelos sedosos de color blanco en la parte más soleada del árbol.

El comportamiento de las orugas es gregario, de manera que se desplazan en grupo y forman las características “procesiones”. Cuando se desplazan, únicamente para alimentarse de hojas próximas, van siguiendo un hilo de seda segregado por ellas.

Después de comer, vuelven todas juntas al “nido” resiguiendo los hilos de seda.

Procesionaria del pino: cómo actúa y cómo eliminarla

Entre los meses de enero y marzo, tras haber completado las 5 fases larvarias, las orugas bajan al suelo, también en procesión, donde se entierran, forman un capullo y pasan a la fase de crisálida, esperando transformarse en mariposa.

En verano, en función de la disponibilidad de alimento, una parte de estas orugas enterradas completará la metamorfosis y se transformarán en mariposas, iniciando de nuevo el ciclo reproductor.

El resto lo hará en veranos posteriores ya que pueden permanecer en esta fase de pupa hasta seis años.


Daños de la procesionaria del pino

Estamos hablando de una plaga para los pinares sólo superada en destrucción y daño por los incendios forestales. Algún año se han visto perjudicadas