José Ramón 🐝 López en beBee en Español, Derecho Inmobiliario, Derecho General Global Brand Ambassador beBee • Freelance 24/11/2016 · 3 min de lectura · +400

¿Tu comunidad cumple con la Ley de Protección de Datos?

Cada año se inician numerosas actuaciones contra las comunidades de vecinos al no cumplir debidamente con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Un porcentaje muy elevado (según un estudio más de la mitad) de comunidades desconocen la obligación que tienen de cumplir dicha ley, una exigencia que en caso de incumplimiento puede acarrear sanciones económicas de hasta 600.000 euros.

En muchos casos sí se tiene un conocimiento parcial de esta obligación pero se desconocen con exactitud los detalles que se deben tener en cuenta.

Vamos a considerar qué actuaciones son las más comunes en las comunidades de vecinos a la hora de aplicar la ley y también quien o quiénes están obligados a responsabilizarse de que se cumpla la normativa correctamente.

Motivos habituales de sanción por incumplir la LOPD

De todos los motivos típicos de incumplimiento y sanciones de la LOPD en las comunidades de vecinos las siguientes 3 son las más habituales:

  • Publicación de datos de propietarios morosos
  • Comunicaciones a través del tablón de anuncios
  • Existencia de cámaras de videovigilancia

Publicar en el tablón de anuncios los datos de los propietarios morosos se lleva la palma entre las causas más habituales de sanción. Es normal que esto sea así ya que la morosidad es una auténtica plaga en las comunidades de vecinos y por tanto frecuentes los problemas derivados con la misma.

A este respecto, hay que tener muy en cuenta que cualquier notificación relacionada con la morosidad de un propietario debe enviarse al domicilio del afectado. Incluso puede constar en acta que los propietarios morosos están privados de su derecho a voto durante la celebración de una junta de propietarios, pero en ningún caso debe anunciarse públicamente en un tablón de anuncios.

Es obvio: estos asuntos solo deben tener constancia los afectados, es decir, los propietarios. Si colocamos esa información en un tablón de anuncios de la comunidad, esa información automáticamente será pública y accesible a cualquier persona que pase por ahí. Una persona puede ser morosa, pero tiene un claro derecho a la privacidad.

Solo se podrá publicar una convocatoria de junta de propietarios con datos de morosos en el tablón