Jose Vicente Soldevila Puchol en Directivos y Ejecutivos, Comunicación y Periodismo, Profesores y educadores Director General en Vida Propia. • Freelance en Relaciones Humanas. 10/10/2018 · 2 min de lectura · 6,0K

“VULVA-LA” DE ESCAPE.



“VULVA-LA” DE ESCAPE.


¿El género y el sexo es lo mismo? ¿Ser padre es igual a ser madre? ¿La conciliación familiar depende de ser hombre o mujer? ¿Las oportunidades tienen género? ¿El lenguaje puede conducirnos a desigualdades? ¿El mercado laboral es machista? ¿Hacer negocios es cosa de hombres? ¿Somos inclusivos o exclusivos? ¿El amor y el sexo son igual para el hombre y para la mujer?

Vivimos otros tiempos y nuevas generaciones de personas que acabarán con las desigualdades, las discriminaciones, las estigmatizaciones y las diferencias tanto estructurales como coyunturales entre el género masculino y el femenino.

Estamos en pleno proceso de cambio y como tal aún hay que seguir haciendo “ajustes” hasta que todo encaje. Si bien es aceptable y saludable tener discrepancias, pues hombres y mujeres somos diferentes, no es base para justificar ni radicalismos ni convencionalismos.

Cierto es que ni la historia ni la hemeroteca ayudan mucho, pues hombres y mujeres no han tenido las mismas oportunidades. Ahora la historia es diferente porque ya no vivimos en un mundo donde la información y el poder eran “exclusivos e excluyentes”. Vivimos en una realidad “hiper-conectada” que tiene sus ventajas aunque también hay que ser prudente con sus inconvenientes.

¿Cómo podemos ser iguales si queremos ser diferentes? Estamos ante un problema semántico donde el significado y el significante “pelean” por acabarse en “a” o en “o”. La clave está, ha estado y estará en la EDUCACIÓN. Las futuras mujeres y hombres deberán ser portadoras/es de otra CULTURA y dicha cultura va inherente en los tiempos que nos toca por vivir.

Del mismo modo que el concepto de “belleza” ha ido cambiando con el devenir de los siglos, otros conceptos irán “transmutando” ante la llegada de una nueva “masa crítica”, que sin aferrarse sólo a criticar y/o condenar pasarán a ser una parte activa de los cambios, sin caer en las garras de los cantos de sirena de la política oportunista.

La IGUALDAD, está sobrevalorada. No busquemos ser iguales, busquemos ser justos/as, busquemos ser solidarios/as, busquemos ser equitativos/as, busquemos ser coherentes, busquemos ser nobles, busquemos ser proactivos/as, busquemos el modo de convivir saludablemente.

El reto que tenemos por delante es ser capaces de defender nuestras identidades en un mundo plural, aceptando la diversidad como principio, siendo capaces de argumentar sin “matar” otras opiniones diferentes practicando la “solidaridad inclusiva”, que consiste en practicar una responsabilidad social enfocada no sólo a los conflictos de género, sino también a todos aquellos que desequilibren la PAZ EN EL MUNDO, aportando tres ingredientes mágicos: la generosidad, la alegría y la gratitud.

El sexismo con sus homofobias y ginofobias, la violencia sin sentido, las violaciones, el racismo, la xenofobia, la aporofobia, la pedofilia, el proxenetismo, la tiranofilia y el maltrato al planeta son unas lacras que unidas a la precariedad del sistema educativo y económico, la falta de liderazgo y la falta de compromiso social ayudan a alimentar y acrecentar unas “diferencias interesadas”, que por una parte justifiquen las exclusiones y por otra las alimenten bajo un prisma de “perversa doble moral”, por parte de las mismas personas que lo denuncian.

Es verdad que se necesita una inercia que provoque esos cambios sin confundir la velocidad con la aceleración. Estamos ahora instalados en pleno epicentro de un movimiento a escala mundial que va a cambiar el panorama de las relaciones humanas, institucionales, académicas, culturales, políticas, familiares, económicas, laborales y sociales entre los hombres y las mujeres, sin olvidarnos que ambos ocupamos un lugar llamado PLANETA TIERRA.

Esto es IMPARABLE porque la evolución no ha sido diseñada para pararse, aunque muchas personas la hayan querido frenar a lo largo de los tiempos. Sólo han conseguido retrasar lo inevitable. Todavía hay mucho que hacer, muchos escenarios que explorar, muchos consensos a los que llegar, muchos cambios que provocar y muchas nuevas ideas que implementar, pero nuestro valedor y aliado fundamental es el tiempo que juega a nuestro favor.

Si somos capaces de usar la cabeza bien alineada con el corazón, no dejarnos llevar por populismos, radicalismos, oportunismos, campañas de marketing político y demás “dimes y diretes” y aceptamos que estamos viviendo en una REVOLUCIÓN SOCIAL donde los “estereotipos de género” van a evolucionar más allá de un simple matriarcado y/o patriarcado, el ciberespacio es un país intangible donde la globalidad entrará en nuestros hogares, nuevas fórmulas de PODER se van a abrir camino y parafraseando a Laurie Penny en su libro, “de esto no se habla”… el género es una camisa de fuerza para el alma humana de la cual debemos de aprender a liberarnos para ser más LIBRES, más SABIOS/AS y más ALEGRES.

LA “REVOLU- ACCIÓN” COMIENZA EN NUESTRA MENTE.
Trovador Emocional.



ahhhh….. gracias @Carmen Juanes Luis por hacer Zumbarrrrr!!! este Post.

+1 +1

#20 Gracias @Carmen Juanes Luis por tus agradables palabras. Abrazos con lazos!!!!!

+1 +1
Carmen Juanes Luis Hace 4 d · #20

#5 Son básicos con "v" @Jose Vicente Soldevila Puchol. Coincido contigo en que la clave está en la educación, en tener bien alineada la cabeza con el corazón y en dejarnos de tantos dimes y diretes. Te felicito por esa facilidad que tienes para transmitir de forma sencilla lo complejo. Buen día.

+1 +1

#18 Gracias @Antonio Riobó Conde por hacer Zumbarrrrr!!! este post y por tu "reconociabeBeejimiento"

+1 +1
Antonio Riobó Conde Hace 5 d · #18

Como siempre @Jose Vicente Soldevila Puchol, un magnífico post. A volarrrr!!!

+1 +1

#16 Gracias por tus palabras y por hacer Zumbarrrr!!! este Post @Alberto 🐝 Barranco.

+1 +1
Alberto 🐝 Barranco Hace 5 d · #16

Me encanta leer a personas íntegras con esta capacidad de transmitir y hablar claro desde el respeto y en calidad de suma. Gran post de @Jose Vicente Soldevila Puchol que como siempre vuelve a acertar en su exposición.

Os recomiendo su lectura y aplicación de la misma.

+1 +1

#14 Gracias.

0