Jose Ramón Bernabeu Guillem en Gallego para principiantes, Galicia Calidade Emprendedor 5.0 • Emprendedores 5.0 27/10/2017 · 1 min de lectura · +100

Lamprea, un vampiro exquisito

Lamprea, un vampiro exquisito

La Lamprea

Anterior a los dinosaurios, la lamprea es un pez de tonos grises, negros y amarillos, con cuerpo resbaladizo, cilíndrico y carente de escamas. Se distingue por su boca sin mandíbulas, con varias filas de dientes córneos dispuestos concéntricamente y con un mecanismo de ventosa ideal para extraer sangre, al rasgar con su áspera lengua la carne de las distintas especies de peces de los que se alimenta. Gusta de aguas limpias, es mala nadadora y tiene fobia a la luz.

Surgidas hace más de 400 millones de años, las lampreas se consideran los peces más antiguos del planeta, aunque taxonómicamente forman un grupo independiente. Son ovovivíparas, marinas y de agua dulce.

Nace en el río, en donde permanece durante 4-5 años en estado larvario, hasta llegar a medir unos 20 centímetros de largo. Al convertirse en adulto desciende al mar donde vivirá, entre los 200 y 500 m de profundidad, hasta llegar a la madurez sexual. Es entonces cuando, con una longitud entre 80-100 cm y un peso de hasta 1 kg, en viaje migratorio, remonta el río para desovar. El desove tiene lugar en primavera y verano en lugares poco profundos, donde construye un nido de piedras que transporta con su boca de ventosa. Después del desove, muere.

En la edad media eran consideradas un alimento delicioso. Los romanos la convirtieron en exquisitez gastronómica y diseñaron los “pescos”, que aún se conservan, para su captura en río y transportarlas vivas en ánforas a Roma, donde se convertían en bocado de emperadores y se conservaban en viveros.

Aunque tradicionalmente la lamprea ha sido un producto de temporada, hoy en día existe alguna empresa como el Obrador de la Lamprea que elabora y comercializa conservas y ahumados a partir de lampreas capturadas en el río Miño mediante técnicas de pesca artesanal.

Curiosidades

Además de su aspecto terrorífico y antediluviano, la lamprea ha producido un buen número de anécdotas:

  • Plinio el Viejo, científico y militar romano que vivió en el siglo I, escribió que un patricio regaló al César más de seis mil lampreas para celebrar sus victorias militares.
  • Enrique I de Inglaterra murió, al parecer, por darse un atracón de este animal, muy rico en grasa, haciendo caso omiso de su médico.
  • En el Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas, un personaje llamado Cavalcanti se refiere a las lampreas del lago Fusaro (Nápoles) como un gran manjar.
  • La lamprea es tan sabrosa que los mandamases católicos la comían durante la Cuaresma en sustitución de la carne.
    Sigmund Freud estudió el sistema nervioso de las lampreas y otros invertebrados para determinar cuán distinto era del de los vertebrados.
  • Wyman Manderly –aliado de los Stark en Juego de Tronos– es tan aficionado a las empanadas de lamprea que tiene el sobrenombre de Lord Lamprey.


En este artículo, además, te hablo de:

La pesca de la Lamprea
Gastronomía
Recetas



Ignacio Orna (Nacho) 27/10/2017 · #2

Y muy interesante

+1 +1
Jorge Carballo Pérez 27/10/2017 · #1

@Jose Ramón Bernabeu Guillem curioso tu artículo !!!

+2 +2