José Ródenas Montes en Emprendedores y Empresarios, Directivos y Ejecutivos, Comerciales y Vendedores Director Comercial España y Portugal • Grupo Assista 16/5/2016 · 4 min de lectura · 1,9K

10 tareas para conseguir vender más, que no le costarán dinero a tu empresa.

10 tareas para conseguir vender más, que no le costarán dinero a tu empresa.

En las organizaciones hemos llegado al convencimiento, de que NO se pueden aumentar las ventas, sin incrementar la inversión económica de la empresa.

Esta máxima, la sustentamos bajo la falsa creencia de que las acciones internas que podamos acometer, nunca aportarán por si solas, un resultado relevante a nuestras finanzas.

De una forma más o menos velada, la mayoría de organizaciones piensa internamente, que el poner en marcha y “lubricar” periódicamente estas acciones internas, no amerita el esfuerzo que ello representa.


Si respondes a alguna de las siguientes cuestiones con un SI, por favor deja de leer este Post, ya que no es para ti.


¿Tiene tu organización una fuente ilimitada de recursos económicos para invertir en publicidad o para contratar legiones de vendedores?

¿Es tu producto tan único y está tan consolidado en el mercado, como para que el cliente lo compre sin necesidad de vendérselo?

¿Existe tal abismo entre lo que tu organización ofrece con respecto a tus competidores, que las ventajas que aporta el adquirir tu producto, no generan dudas en la elección del cliente?


Para ese 99% de organizaciones que hemos respondido NO a todas las anteriores cuestiones, aquí os dejo 10 tareas que pueden suponer un incremento productivo, sin por ello verse mermada la efectividad laboral, ni incrementada la inversión de la compañía.


Tarea 1.– Utiliza tu hidra: El cuerpo de tu empresa tiene muchas cabezas, úsalas.

Si tienes 2.000 oidos, 2.000 ojos y 1.000 bocas en tu organización:

¿Porqué tomas decisiones y actúas por lo que unos pocos oyen, ven y hablan dentro de tu empresa?.

¿Sabes de cuantas cosas se entera diariamente tu gente acerca de los clientes y de la competencia, que nunca o tarde conocerás?

¿Existe y/o es efectivo el proceso implantado para que esa información sea compartida dentro de la empresa de forma efectiva e instantánea?


Tarea 2.– Focaliza todos tus esfuerzos en ofrecer una sola cosa: Confianza

Innovación, fidelización, excelencia, profesionalidad en el servicio…, son sólo algunos de los aspectos que cimientan lo que de verdad importa y no se puede comprar con inversión publicitaria: Confianza en tu organización.

Genera a tu equipo confianza en el proyecto, consigue que transmitan ese sentimiento a proveedores y clientes y ya no te tendrás que preocuparte más por como colocar tu producto, “únicamente” necesitarás mantener la llama viva en quien vive y consume tus servicios.


Tarea 3.– Cambia uno de los habituales “repasos a la tropa” por una “feria interdepartamental”.

La mayoría de nosotros hemos asistido a ferias profesionales, donde cada empresa “vende” sus soluciones frente a las de la competencia.

Recicla una de las reuniones habituales de repaso al “estado de la nación”, por un encuentro donde tu gente venda su departamento al resto de la compañía.

¿Que aportan a los clientes que no ofrecen sus departamentos homólogos de la competencia?

¿ Que nuevas soluciones van a implementar para ser más eficaces?

¿Que les hace o les haría mejores que sus homólogos de la competencia?

Si crees que esto será una perdida de tiempo y un gasto innecesario de recursos, ¿porqué, mejor dicho “para qué”, asiste tu empresa a ese tipo de eventos de forma habitual?


Tarea 4.– Cuestiona tus métodos: cambia el “Porqué” por el “¿Para qué?”.

Deja de forzar el que tus directivos expliquen porqué hacen las cosas y pasa a para qué quieren hacer lo que te planteen.

Esto no está reñido con hablar de lo que han hecho y no de que van a hacer, pero inducirás al equipo a pensar en el futuro y no a relatar o justificar lo que han hecho en el pasado.


Tarea 5.– Designa a “Directores Generales” de cada acción.

El sabio refranero popular dice “ Tres para coger el saco…. y el saco en el suelo”.

¿Por qué seguimos enredados en esa cruzada igualitaria, de “compartir “ las tareas y responsabilidades de un proyecto entre varios ejecutivos?.

Sabemos que al final uno de ellos lo realizará (con retraso, porque estará esperando ver si alguno de los otros lo hace.)

Otro supervisará el trabajo realizado, dándole la última pincelada para hacerlo suyo.

Y el último, será quien corra a comunicar a la dirección que “ya tiene acabado el proyecto”.

Ponlos a trabajar en 3 proyectos y quédate con aquel que mejores resultados vaya a dar a la empresa.


Tarea 6.– Transforma los problemas en oportunidades.

Aunque quizás suene a estereotipo formacional, esto será lo más barato y efectivo que hagas para incrementar las ventas, a la vez que solucionas los problemas.

Busca a tu “Bob Esponja” dentro de la organización y ponlo a trabajar, una vez pasada la tormenta y solucionada la emergencia, en lo que podemos aprender de esto y como podemos utilizarlo en nuestro beneficio. Nadie, salvo él, querrá hablar del tema, pero te aseguro que los resultados te sorprenderán.


Tarea 7.– Ten más cerca a tú enemigo (léase competencia)

Si eres de los que cree que todo el tiempo y recursos de la empresa, hay que centrarlos en ella misma y que es la competencia la que debe vigilar lo que haces tú y no al revés…Enhorabuena!.

Conseguirás caer en los mimos errores que ya han caído antes tus competidores y utilizarás tus recursos, para inventar la rueda, 2 siglos después de que el mercado ya la esté utilizando. Eso sí, será tú rueda.

Utiliza toda la información que puedan aportarte los éxitos y fracasos de tus competidores y rentabiliza tu tiempo y tus recursos.

Consigue semanalmente de cada uno de tus departamentos, una noticia relevante de la competencia (producto, clientes, sistemas de trabajo, organización….) y verás como así, realmente consigues ir dos pasos por delante del resto.


Tarea 8.– Evita a la gente “tóxica” como si fueran la peste.

Aquí no me extenderé, tú ya sabes que dejan muchas pistas para detectarlos. Pero la prueba infalible, es constatar el que no aportan ningún resultado cuantificable ni medible a la organización.

¿Cuantas ventas y horas de trabajo del resto de la organización, te está costando el mantener a este tipo de “profesionales” dentro del equipo?… Te aseguro que lo de menos es lo que cobran.


Tarea 9.– Potencia la cultura del “cross-selling” en todos los departamentos.

Toda interacción con un cliente es una oportunidad de negocio, o muchas veces hasta 2 o 3.

¿Tienes concienciado a todo el equipo de esto?, ¿o sólo el departamento de ventas tiene la obligación de gestar nuevas oportunidades de negocio?

Afila los argumentarios de tus gestores, para provocar nuevas oportunidades de negocio mientras tramitan los servicios ya solicitados. Ten por seguro que así, obtendrás una legión de prescriptores de tu producto.


Tarea 10.– Haz algo distinto a lo que llevas haciendo toda la vida, ¡ Por Dios !.

Si llevas toda la vida bajo el mismo paradigma y sigues leyendo este Post, es porque no estás plenamente convencido de estar optimizando todas tus oportunidades de negocio.

Muévete y haz algo distinto, es la única forma de que consigas resultados distintos y de que te diferencies de tus competidores.


Estoy seguro que a ti se te habrán ocurrido cien formas distintas y mejores de rentabilizar los recursos actuales de una empresa y sería fantástico que lo pudieras compartir con todos nosotros.

Te invito a que lo hagas en este Post, porque como en la empresa, todos tenemos algo que aportar para conseguir vender y rentabilizar más nuestro negocio.

Que pases un feliz día.


www.joserodenasblog.com