Gimnasio cerebral para ejecutivos.

Gimnasio cerebral para ejecutivos.

Siempre he recomendado a los Ceo de las empresas que se preocupen por la salud de sus trabajadores, tanto física como mental. Y para ello solo debo recordaros que el 25% de las bajas están motivadas por estrés. Una persona que entrena sus capacidades cognitivas tiene una mayor rapidez mental, un mejor control de las emociones y más claridad en la toma de decisiones. En definitiva, una serie de capacidades potenciadas que mejoran el desempeño laboral y por lo tanto se acaban reflejando en el rendimiento de la empresa. Por otro lado, la mejora de la autoestima y del humor laboral también contribuyen, tanto al aumento de la productividad como a que los empleados disfruten en el trabajo.

En cuanto ¿a qué puestos de la empresa recomendaría un entrenamiento? Por recomendar a todos, cualquier persona se beneficia de trabajar sus capacidades cognitivas. Pero de inicio sería muy beneficioso para todos aquellos puestos sometidos a estrés, implicados en toma de decisiones o que tengan que liderar equipos de trabajo. Los puestos de más responsabilidad son siempre los que están más sometidos a presión y por lo tanto los que más necesitan un apoyo extra.

El nivel ejecutivo.

Hoy quiero profundizar un poco en el nivel ejecutivo de los gimnasios cerebrales, al que se accede una vez realizado el programa básico, que está pensado para potenciar unas capacidades más específicas. Estás capacidades siempre vendrán determinadas por las necesidades del individuo, ya que como siempre os digo, es altamente individualizado, y es que cada cabeza es un mundo.

A través del Programa para Ejecutivos y Emprendedores se pretende ejercitar las fortalezas mentales. La fortaleza mental se define como la capacidad de desempeñarse de manera consistente en el rango superior de nuestros talentos y habilidades sin importar cuales sean las circunstancias ambientales, es decir, dar lo máximo de uno mismo aún bajo presión o estrés.

Las principales fortalezas mentales que debe potenciar este grupo de trabajo son:

  • La resolución de problemas: memoria de trabajo, pensamiento lateral, capacidad de flexibilización y creatividad.
  • Manejo de equipos: escucha activa, respeto y tolerancia, empatía, concreción, autenticidad, liderazgo, motivación y resolución de conflictos.
  • Toma de decisiones: capacidad de análisis, evaluación, consideración de variables, apertura mental, previsualización de consecuencias…entre otras.
  • Planificación: organización de información y diseño estratégico.
  • Autorregulación emocional: técnicas y habilidades para entrenar la respuesta neurofisiológica frente a situaciones de estrés.

En éste programa se trabajarán las capacidades cognitivas haciendo un refuerzo especial en la atención, la ejecución, la memoria y la relajación.

El caso de la empresa de marketing.

Pero quizás la mejor manera de explicar qué y cómo se trabaja, sea con un caso práctico. Hace un tiempo contacto con nosotros una empresa de marketing que, podríamos decir, tenía ciertos problemas en las relaciones entre sus empleados. Os pondré un poco en situación. Es una empresa con algunos años ya en activo pero que siempre había arrastrado ciertos problemas de aceptación de jerarquía. El CEO llevaba en la empresa sólo un año tras el despido del anterior, que no había cumplido las expectativas por las que había sido contratado. El nuevo CEO había heredado un equipo con muchos vicios adquiridos y una dinámica de trabajo muy cuestionable. La presión a la que estaba sometido era evidente, ya que si no era capaz de conseguir resultados iba a seguir los pasos de su predecesor. Le seguían cuatro jefes de departamento.

La primera es Lucía, lleva cinco años en la empresa y tiene serios problemas en acatar la autoridad. Ella y su departamento siempre lo hacen todo bien, la culpa es de los otros departamentos que no saben lo que se hacen. Además, va a venir un nuevo a decirme a mí como se tienen que hacer las cosas. Supongo que ya te vas haciendo una idea de cómo es Lucía.

El segundo jefe de departamento es Rodrigo. Rodrigo tiene tendencia a adquirir más responsabilidades de las que le corresponden, llegándose a inmiscuir en el trabajo de los demás, se lleva fatal con Lucía. El nuevo CEO ni le gusta ni le disgusta, es un mal necesario que tiene que soportar, lo que no acaba de entender es porque no le han ascendido a él, si lleva ocho años dándolo todo por la empresa.

Esperanza y Guillermo son los dos jefes de departamento que nos faltan, llevan dos años y año y medio, respectivamente, en la empresa. En estos dos puestos hay un histórico importante de rotación. Esperanza y Guillermo están claramente desmotivados, les agotan las tensiones internas, protestan un poco cuando les afecta en el desempeño de sus departamentos, pero están claramente desmotivados y vienen al trabajo para cumplir y llevarse su nómina a final de mes. Cuando entró el nuevo CEO tenían grandes expectativas en que todo cambiara, pero de momento seguían igual.

¿Cómo lo trabajamos?

Empezar a trabajar con ellos fue un gran reto. Lucía no tenía ningún interés en el gimnasio cerebral y el nuevo CEO consideraba que no tenía tiempo para dedicarse a ello. En el nivel básico fueron cumpliendo todos con bastante regularidad y hacia el final del entrenamiento estuvieron de acuerdo en que habían notado beneficios.

El trabajo serio empezó con él nivel ejecutivo. A la hora de crear un programa a medida para ellos, además del trabajo de siempre con ejercicios online, técnicas de relajación (qué por cierto en el nivel ejecutivo van más enfocadas a la meditación), entrevistas y ejercicios personalizados, conexiones online…bueno, todas las técnicas que utilizamos, incluimos dinámicas grupales. En estas dinámicas nos propusimos trabajar la confianza, el trabajo en equipo y técnicas para la gestión de conflictos... seguir leyendo