Juan Ignacio Gilligan in Profesores y educadores, Oficios y profesiones, Cuidados Mayores Responsable • GILLIGAN EDITORA Jun 28, 2020 · 1 min read · 2.2K

El Shogun de James Clavell


El Shogun de James Clavell

Yo sé que esto a lo mejor no le importe a nadie, pero días atrás me enganché con la miniserie “Shogun”, basada en la novela de James Clavell, en el siglo 17, cuando un navegante Inglés John Blackthorne (Richard Chamberlain) desembarca en  la costa japonesa, donde es capturado y donde se vuelve un guerrero samurai.

Me apresuré a dar con el libro, tanto como a saber un poco más sobre la vida del escritor australiano, quien en 1940, con 16 años, se unió a la Artillería Real Británica. Enviado a Malasia para pelear contra los japoneses, fue herido y enviado a un campo de prisioneros japonés en la Isla de Java. Sus experiencias, al parecer, fueron la base de su primera novela, El Rey de las Ratas, publicada en 1962.

Sin embargo la atrocidades del encierro no interfirieron para que describiera con indudable criterio la cultura Japonesa. Shogun, trasmite el sentido y la belleza de una cultura de raíces diferentes que nos plantea profundos interrogantes.   

El escritor transfiere su karma novelesco a Jack Blackthorne, el marino inglés, cautivo en tierra  de samurais y bautizado como Anjin-san. Del mimo modo que su personaje, James Clavell difícilmente hubiera creído en aquellos días de prisionero que su historia personal daría un giro tan inesperado que le regalaría altas dosis de honor y reconocimiento.  

Hay en la historia bellísimas enseñanzas. Algunas producto del amor, trascendental, que une los destinos de Anjin-san y la bella Mari Ko, su intérprete.

“«Karma es el principio del conocimiento. Después, está la paciencia. La paciencia es muy importante. Los pacientes son fuertes, Anjín-san. Paciencia significa dominar nuestra inclinación hacia las siete emociones: odio, adoración, gozo, ansiedad, irritación, dolor y miedo. Si las resistes, eres paciente, y pronto comprenderás todas las cosas y estarás en armonía con la Eternidad.»”"

Cabe suponer que del mismo modo que su protagonista, el propio James Clavell también supo interiorizar la profundidad del mensaje. Y finalmente alcanzó esa plenitud que tanto buscamos y que de algún modo también nos busca.


https://juanignaciogilligan.com/#!/-coaching-literario/
https://www.instagram.com/ignacio170172/