Juan Ignacio Gilligan in Profesores y educadores, Oficios y profesiones, Cuidados Mayores Responsable • GILLIGAN EDITORA May 31, 2020 · 1 min read · 5.7K

Seamos el milagro

Seamos el milagro

Escribir es un proceso que puede ayudarnos a conectar con aquello que está más allá de la mente, tanto como cualquier otra actividad que nos apasione.

Mientras hago este ejercicio de sentarme frente a la computadora viene a mi mente la imagen de “Modesto”. Lo conocí meses atrás. Andaba haciendo el reparto de bolsones de arena, chapas, cemento y ladrillos.

Tuve curiosidad por saber de él. Me dijo que se consideraba una persona muy nerviosa. Por la noche no podía dormir sino se medicaba. Su esposa sufría cáncer. Recientemente lo habían mandado a otra ciudad en un camión sin luces y sin frenos porque no sabía decir que “no”.

Más allá de sus padecimientos, su corazón estaba puro. O al menos no se había endurecido al punto de enojarse con Dios, con el mundo y el resto de los hombres.

El médico le había recomendado salir y caminar hasta el Cristo, en la entrada del pueblo. Y en el camino gritar para ahuyentar sus demonios.

-¿Qué van pensar los demás?- objetó él.
-Qué piensen lo que quieran- le respondió el médico.

Le conté que yo también caminaba en esa misma dirección, hasta el Cristo. A esa altura nos habíamos olvidado de la arena y el resto de los materiales.

-También rezo-me aseguró.
-¿Y cree en lo milagros?-le pregunté.
-Sí, creo.
-Entonces pídale un milagro.

Mientras escribo, me pregunto si el milagro de Modesto se habrá cumplido. 
De pronto, un sol repentino se mete por la ventana,  llenando de luz mis manos, la computadora y la sala.


https://juanignaciogilligan.com/#!/-coaching-literario/ https://www.instagram.com/ignacio170172/