Juan Madueño Criado in Estudiantes y Universitarios, Geografía, Profesores y educadores Profesor de Geografía e Historia • IES Nuevo Scala Oct 30, 2018 · 3 min read · 1.7K

La Geografía como ciencia: líneas de investigación.

1. Los albores de la Geografía.

La aparición del término geografía, se la debemos al filósofo griego Aristóteles, siendo así mismo considerada la Antigua Grecia como la cuna del saber geográfico. Como hito de los primeros geógrafos, señalamos la propuesta de que la Tierra era esférica. Autores influyentes en estos primeros años de nuestra ciencia son: Estrabón, Claudio Ptolomeo y Plinio El Viejo.

La Geografía como ciencia: líneas de investigación.

Durante la Edad Media, la influencia del cristianismo hizo que la geografía, así como todo el saber científico, sufriera un periodo de parálisis. No ocurre igual en el mundo dominado por el Islam, donde se traducen autores griegos al árabe, y despuntan investigadores y cartógrafos como Al Idrisi, Ibn Batuta e Ibn Jaldún.

La Edad Moderna, abre paso a los grandes descubrimientos geográficos (Cristóbal Colón, Américo Vespucio, Fernando de Magallanes, Juan Sebastián Elcano…), junto a una sistematización de la cartografía (Gerardus Mercator y Abraham Ortelius). Ya en el siglo XVII, no encontramos con la inconmensurable obra de Bernardo Varenio, que anticipa la división entre geografía general y regional (o especial).

En la contemporaneidad, se institucionaliza la geografía, adquiriendo ya plenos rasgos científicos. Son considerados “padres de la Geografía” dos autores alemanes, Alexander von Humboldt y Carl Ritter, que sentaron las bases de la investigación geográfica y su adscripción a la Universidad, en el siglo XIX.

2. Los primeros enfoques geográficos.

Las primeras sistematizaciones científicas de la Geografía, reciben el nombre de Geografía General y el apelativo de “enciclopedista”, pues basaban su método de estudio en hacer acopio de la mayor cantidad de datos posible sobre un terreno concreto. Luego simplemente se hacía una descripción y engarce meramente lógico de todos los elementos analizados. En Geografía Física es un enfoque aún en uso. Como autores principales, en el siglo XVIII y XIX, nos encontramos con los ya citados Humboldt y Ritter, así como con Friedrich Ratzel y Ferdinand von Richthofen.

Ya en 1880 comandada por Paul Vidal de la Blache, en Francia, hace aparición otra tendencia, que también perdura en la actualidad: la llamada Geografía Regional. Se ocupa en singularizar el espacio de estudio, que debe contener características homogéneas, y ser funcional. Es un método muy efectivo para hacer análisis enfocados a la planificación territorial. Otros autores destacados de este enfoque son: Emmanuel de Martonne, Albert Demangeon, Jean Brunhes y Richard Hartshorne.

En paralelo a estas tendencias, aparece la primera línea de investigación que incluye entre sus postulados la obligación de hacer una crítica del orden socio-espacial imperante: la Geografía Anarquista, cuyos autores señeros son Piotr Kropotkin y Élisée Reclus. Sus afirmaciones anticolonialistas y antiestatales, así como anticapitalistas, hicieron que quedaran relegados ante el mundo académico, hasta los años ‘60 del siglo XX, en que la Geografía Radical recuperó muchos de sus análisis y objetos de estudio.

Más minoritarias fueron la Geografía Ecológica Humana de Harlan H. Barrows, explicación simbiótica de las relaciones hombre-medio; y la Geografía Cultural, de Carl O. Sauer, que da forma al análisis del paisaje, cuyo exponente cultural es una superposición sobre el preexistente paisaje natural (modificado por la acción humana).

3. Líneas de investigación geográfica actuales.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, en 1945, la Geografía se enfrenta a un cambio paradigmático: la sociedad y lo poderes públicos empiezan a hacerle preguntas sobre como restablecer la normalidad en espacios devastados por la contienda.

En este contexto surge la Geografía Cuantitativa, que dentro del paradigma neopositivista, enfoca sus indagaciones sobre el paisaje a través de procedimientos objetivos (medibles y cuantificables), y metodología lógico-matemática (con amplio apoyo de la estadística y las leyes de probabilidad): en efecto, su objetivo era la elaboración de modelos explicativos, cayendo casi en el determinismo del dato.

Como autores más destacados debemos nombrar a Fred K. Schaefer, que en 1953 publica “Excepcionalismo en Geografía”, punta de lanza del cuantitativismo en EE.UU. En Reino Unido sobresalen los integrantes del Grupo de Bristol: Peter Haggett, Richard Chorley y David Harvey. A raíz de la publicación de la “Teoría General de Sistemas” de Karl Ludwig von Bertalanffy, hace su aparición la Geografía Sistémica, con un enfoque que esquematiza y simplifica las dinámicas geográficas, lo que facilita su comprensión.

Entre los años ‘70 y ‘90, Paul Claval revitaliza la Geografía Cultural, añadiendo componentes simbólicos al análisis del espacio geográfico. El posmodernismo atañe a esta corriente, incidiendo en los aspectos simbólicos, discursivos y de identidad individualizada y atomizada, añadiendo el análisis de la territorialidad del poder. Doreen Barbara Massey y Denis E. Cosgrove son los geógrafos posmodernos más destacados.

Desde 1960, inspirada en la escuela psicológica conductista, aparece la Geografía de la Percepción y el Comportamiento, anticipada por Kenneth Ewart Boulding. Pone el énfasis en la representación mental del espacio por individuos o grupos, que crean un mapa mental. Esta tendencia resulta vital a la hora de planificar el espacio, siendo rescatada por urbanistas y políticos.

En los años 70’, aparece la Geografía Radical, que estatuye una forma de hacer geografía comprometida con la sociedad y los valores de izquierda. Acusan al cuantitativismo de omitir la problemática social en sus investigaciones. Así, proponen una geografía que analice la sociedad, y busque soluciones antes las injusticias y asimetrías de esta. En la pléyade de autores, destacaremos a Yves Lacoste, Milton Santos y Harvey, que sistematizan el espacio como una construcción social e histórica.

Dentro de la corriente crítica, se encuentra también la Geografía Humanista, muy influida por la fenomenología y el existencialismo, y por tanto, evidentemente antropocéntrica. Se enfatiza la característica de lugar como “espacio vivido”, simbólico: se potencian los conceptos de arraigo e identidad. Los dos autores más destacados son Marc Augé y Yi-Fu Tuan, que inciden en la representación que el ser humano se hace del espacio que le rodea.

A finales del siglo XX, y como consecuencia del despertar ecológico en el mundo occidental, hace su “reaparición” la Geografía Ambiental, incidiendo en los problemas que la sociedad de consumo, posindustrial, provoca en el medio ambiente. Ha influido en las áreas de educación y evaluación ambiental de proyectos.

Por último, aún en ciernes, nos encontramos con la Geografía Automatizada, que hunde sus raíces en la geotecnología, y la digitalización del análisis espacial. Así, podemos afirmar, que éste, en la actualidad, se encuentra casi completamente automatizado, lo que provoca una revolución paradigmática, no solo geográfica, sino de la ciencia en general.



Juan Madueño Criado Nov 2, 2018 · #7

#6 Gracias Antonio.

+1 +1
Antonio Riobó Conde Nov 1, 2018 · #6

Realmente bueno este post @Juan Madueño Criado. A volarrr!!!

+3 +3
Juan Madueño Criado Oct 30, 2018 · #5

#4 Es apasionante, como en cualquier ciencia, observar como se empieza a generar el conocimiento, y como este se va acumulando, hasta llegar a ser insondable, como ocurre hoy en día.

+3 +3
(Nacho) Ignacio Orna Oct 30, 2018 · #4

Me maravillan y me tienen maravillado esos albores @Juan Madueño Criado

+2 +2
Juan Madueño Criado Oct 30, 2018 · #2

#1 Gracias, ¡¡¡a ver hasta donde llega!!!

+1 +1