Juan Manuel Pérez Palomanes en Recursos Humanos, Directores de RRHH, Negocios y Empresa Director de Recursos Humanos • Serveis Ambientals del Vallés Oriental 6/10/2016 · 1 min de lectura · 1,9K

Tienes suerte por tener un trabajo

Cada vez escucho más a menudo frases como la del título de esta entrada y cada vez que alguien dice algo similar me genera cierto malestar. Es cierto que tengo trabajo y eso me supone llegar a final de mes con cierta tranquilidad: pago hipoteca, comida, gastos del hogar, ropa, etc. Es más, incluso alguna vez me permito salir con mi familia a comer o cenar a algún restaurante. ¿Por ello debo pensar que tengo suerte? Madrugo cada mañana, me desplazo hasta mi lugar de trabajo y pongo todo mi empeño en hacer las cosas lo mejor posible para mi empresa aunque tenga un mal día, me preocupo por reciclar mi formación y ser cada vez mejor profesional, si lo considero necesario, hago horarios o trabajos que no están recogidos en mi contrato, etc. A cambio de este esfuerzo, mi empresa me paga cada final de mes y cotiza por mi a la Seguridad Social. ¿De verdad es una cuestión de suerte?.

Este tipo de frases hacen un daño especial cuando vienen de un superior que no encuentra más argumentos para defender una decisión. ¿Acaso no tiene suerte la empresa de tener un buen trabajador? Como ya vimos hace un tiempo, la amenaza suele ser contraproducente.

En el ámbito laboral, en España se tiene una gran tendencia a hacer atribuciones externas a nuestros fracasos ("me han echado", "me tienen manía"...) pero últimamente parece que se está poniendo de moda hacer lo mismo con los éxitos. Lo siento, me niego a aceptarlo. Si tengo trabajo es porque me lo curro, no por una cuestión de suerte.

Tienes suerte por tener un trabajo

También es verdad que en España, hasta hace poco tiempo, ese esfuerzo diario en el puesto de trabajo estaba menospreciado, porque tanto si se hacía como si no se hacía, el empleado encontraba trabajo. En pocos años se ha girado la tortilla y si antes faltaban candidatos a los departamentos de selección, ahora faltan empresas para asumir el gran número de desempleados.

Es cierto que existen muchas personas que han tenido la mala suerte de que su empresa ha cerrado y se encuentran en situación de desempleo a pesar de su dedicación durante años, pero también es verdad que muchos de esos desempleados inician la aventura de montar su propia empresa, se reciclan profesionalmente y se levantan cada mañana pensando en trabajar para encontrar un trabajo. Nadie dijo que sea fácil y esa dificultad hace que algunos ya ni lo intenten.

No, no es una cuestión de suerte, es una cuestión de actitud. Es cierto que la situación es muy complicada, pero los buenos marineros demuestran su valía en mares revueltos.



Creo que la actitud es fundamental para todo en esta vida, pero realmente eso no basta, no solo en España tambien acá en México existe un alto número de personas que tienen un empleo gracias a una recomendación independientemente de si estan capacitados o no, titulitis existe, no importa que sepas o no, importa que tengas un documento que dice que sabes algo. Y los que tenemos 40 o más, necesitamos mas de suerte que de actitud si queremos conseguir un empleo.
No se si sea suerte o sea el vicio del sistema, pero algo mas que la actitud si que influye a la hora de conseguir o conservar un empleo.

+1 +1
cynthia puertas nieto 10/10/2016 · #6

Queridos compis estoy totalmente de acuerdo en casi todas vuestras afirmaciones y si bien la formación es importante no lo es ni mucho menos la experiencia. Yo he tratado y conocido a ilustres inútiles con carreras universitarias, lacras que se pegan a la empresa como lapas. En cuanto al tema del enchufismo ya sabemos todos como funciona mi amada España, si tienes padrino te bautizas.... no obstante que ni decaiga el animo que seguro encontramos aquella empresa que sepa reconer nuestra valía, que como las meigas haberlas haylas.

+1 +1
Belen Robles 10/10/2016 · #5

#4 totalmente de acuerdo con lo de la "titulitis"....el autodidactismo o el aprendizaje a través de la experiencia laboral parece que no valen nada....es más importante demostrar que has estudiado algo que demostrar que sabes hacerlo..

+4 +4
José Luís Casado 10/10/2016 · #4

Estoy de acuerdo contigo y tambiénb en buena medida con lo que cuentan @Belén Robles y @Cristina Ballester. Por supuesto que es importante tener una actitud positiva y naturalmente tener los conocimientos necesarios. Pero aparte de eso y como bien decía un compañero nuestro de beBee y tocayo mío, a partir de ciertas edades la cosa se pone "cruda" para encontrar un empleo. Da igual que seas un crac en lo que haces y que lo tengas archidemostrado con los trabajos que realizas. Como tengas más de "equis" años la cosa se pone imposible. Y eso sin contar con el tema de la "titulitis". En mi caso se dan ambas circunstancias, porque soy autodidacta de nacimiento, je, je... y claro, o tienes título de lo-que-sea o da igual lo bueno que seas. Si unimos esto al factor edad... bueno, el asunto de encontrar un trabajo se pone poco menos que imposible.

+3 +3
Belen Robles 10/10/2016 · #3

#2 Los enchufes siguen existiendo, pero incluso para conseguir que alguien te recomiende para un empleo hay que conseguir ser el mejor. Creo que tal y como están las cosas, ninguna empresa hoy en día crea puestos innecesarios para "colocar" a un amigo o pone al frente de una tarea a alguien que no sea 100% competente por devolverle un favor a alguien.

+3 +3
Cristina Ballester 10/10/2016 · #2

Tu artículo me ha situado en una dualidad. Por un lado, estoy de acuerdo contigo en que la suerte hay que lucharla, pero por otro no. Llevo más de un año en desempleo y te puedo garantizar que cada día me levanto y lucho, pero no logro mi objetivo. Sin embargo, tengo muchas personas a mi alrededor que sin esfuerzo han conseguido un empleo, debido a un enchufe. La suerte hay que crearla sí, pero hay quienes la llevan de serie. Un saludo!

+3 +3
Belen Robles 10/10/2016 · #1

Si es difícil encontrar empleo también lo es mantenerlo, y en ninguno de los dos casos es por "suerte". Como dices, hay que reconocer el esfuerzo de los que día a día están trabajando y dando lo mejor de sí mismos para conservar su puesto de trabajo. Creo que hoy en día ninguna empresa mantiene "empleados floreros". Excelente artículo @Juan Manuel Pérez Palomanes

+1 +1