Juan J. Tamayo en Directivos y Ejecutivos, Comunicación y Periodismo, Recursos Humanos FOUR IN ONE - FORMACIÓN EMPRESARIAL • Formación - Consultoría - Mentoring - Coaching 10/11/2017 · 5 min de lectura · 7,2K

Mucho cuidado con quienes hablan tanto sobre Talento y Liderazgo

Mucho cuidado con quienes hablan tanto sobre Talento y Liderazgo


Hoy en día eso del Liderazgo y el Talento está por todos lados y a todas horas. Todo el mundo tira de esas palabras “Liderazgo” y “Talento” para lo que sea, para lo que haga falta. Da igual.

Se ha convertido en moda. Y es que así parece que todo queda más “Cool” además de resultar de gran ayuda para hacer tiempo y rellenar charlas, talleres, conferencias y discursos, apoyándose con ello en ejemplos de figuras y personajes mundialmente conocidos por su Liderazgo, Talento y Genialidad… 

Cuando asistimos a conferencias o charlas sobre Talento, Liderazgo o Emprendimiento, los ponentes y oradores suelen ser por norma general, casi todos, gente con brillantes carreras universitarias, multitud de másteres (MBA’s), títulos, certificaciones y diplomas de todo tipo, clase y categoría, siendo la mayoría de ellos/as Licenciados, Catedráticos, Coachs, Consultores, Mentores, Ejecutivos o Directivos.

Sus despachos y oficinas, al igual que sus currículums, páginas webs, blogs o redes sociales, muestran de forma exuberante sus logros y méritos a través de sus muchos diplomas, títulos y certificaciones, todo lo contrario de muchos -y muchas- de los que fueron grandes líderes, genios y talentos de verdad, los cuales, en su inmensa mayoría, ni tuvieron títulos ni diplomas ni certificaciones, ni nada. 

De hecho, una gran mayoría de ellos no tenían ni estudios.

Pero lo más curioso es que todos ésos directivos, coachs, consultores, mentores y conferenciantes utilizan como ejemplos a seguir a quienes fueron todo lo contrario a ellos, esto es, a genios y talentos que no tenían ni un triste título ni certificado de nada. 

Y una de dos, o estos oradores y ponentes son muy poco inteligentes aun teniendo tantos estudios, títulos y diplomas, o unos falsos e hipócritas muy grandes pues no se entiende que estando tan metidos de lleno en el "Corporativismo académico" luego den tanta publicidad, cobertura e importancia a gente que no tenían (ni muchos tienen ahora tampoco en la actualidad) nada que ver con ellos.

Es decir, hablan maravillas de gente que fueron pésimos estudiantes y que muchos de ellos incluso abandonaron las escuelas antes de tiempo, siendo casi todos incluso mal vistos y desprestigiados por sus propios profesores o educadores al mostrarse como rebeldes, poco atentos, poco disciplinados o muy poco aplicados.

De este modo tan incongruente toda esa gente que va por ahí dando cursos, charlas y conferencias hablando de Innovación, Talento y Creatividad luego los vemos poniendo por todo lo alto las “virtudes” de toda ésos grandes genios o talentos a los que de existir ahora nunca los hubieran ni mirado a la cara por no estar “a su altura académica”.

Vamos, que no se hubieran tomado con ellos ni una cerveza y ni les hubieran tan siquiera atendidos. Curioso esto a la vez que contradictorio ¿No?

¿O en vez de contradictorio deberíamos decir falso, cínico e hipócrita?

Todo ello se debe al obsoleto y digamos que hasta cutre sentido que hay en el corporativismo académico delTalento y el Liderazgo (que no es otra cosa en realidad que muchísimo temor y muchísima envidia cochina) y en donde tan sólo son considerados como únicos válidos para ser talentos y líderes los ilustrados o académicos, los cuales, además, tan sólo se relacionan entre ellos por eso de tener un status a la altura "como tiene que ser" despreciando y dejando fuera a quienes no están en su mismo o similar nivel académico. 

Lo dicho, le tienen mucho temor a los verdaderos talentos y genios "por si acaso" les quitan de su sitio privilegiado.

Claro que esto no es nada nuevo, no es de ahora, pues ya sabemos que los más grandes genios, líderes y talentos que ha dado la historia lo pasaron “muy mal” para poder ser reconocidos, sobre todo por este tipo de gente, por esta "patulea", por esta "caterva", tan rígida, férrea y estricta, que no los tenían para nada en cuenta y ni en consideración ya que para sus entendederas no estaban “a la altura académica que se debía”

Eso sí -y ahora ya hablando en presente- si por circunstancias de la vida todos éstos pobres "analfabetos" con talento llegan a hacerse famosos y ricos, los que antes no les hacían ni el menor caso o les miraban por encima del hombro ahora los aceptan con los brazos abiertos, siendo capaces hasta de pasearlos a hombros o incluso hasta de invitarlos a comer a su casa

Por eso si eres todo un talento o genio (se sobreentiende que esto va dirigido tanto a mujeres como a hombres) y vas a cualquier empresa, negocio u organismo público y no presentas todo un arsenal de carreras, licenciaturas, másteres, diplomas y títulos, aunque jures, perjures y demuestres que eres el talento más grande de todos los tiempos, debes saber ya de antemano que ésos "ilustrados académicos" te van a dar con las puertasen las narices. O una patada en el trasero.

Y lo harán precisamente ésos mismos, o ésas, que si en un futuro tienes la suerte de alcanzar el éxito serán luego los primeros que hablarán de ti como si te conocieran de toda la vida, como si te hubieran parido, vamos!!! Y todo ello como no puede ser de otra forma cobrando (ellos, claro) y además todo aderezado con alfombras rojas, aplausos y hasta con una banda de tambores y cornetas si hace falta

Bueno, ya sabes, todo falso, hipócrita e interesado al máximo.

Además hablarán de ti y te alabarán en cursos, charlas, talleres y conferencias por todos lados, en todo el mundo. Eso sí, lo harán por supuesto cobrando y siendo recibidos -ellos, no tú- como los más “preparados” ojo al dato, para hablar de TI

La historia ha dado a grandes líderes y talentos que no fueron precisamente brillantes en sus estudios o expedientes académicos, y en muchos casos además tampoco fueron modelos a seguir por sus modos de vida, sin embargo gracias a su talento, liderazgo y creatividad fuera de lo común, llegaron a lo más alto, siendo muchos de ellos ejemplos de genialidad, liderazgo y talento insuperables…

Así muchos de ésos que van hablando por ahí sobre talento, innovación y liderazgo lo primero que dicen en sus páginas webs, blogs y foros es que la gente debe estar bien formada, que tengan buenas carreras y logren muchos másteres (MBA’s) a puñados, pero eso sí, luego a la hora de dar sus charlas, talleres, cursos o conferencias echan siempre mano de gente que son todo lo contrario, poniéndolos en sus presentaciones y charlas como ejemplos o modelos a seguir

Falsos e hipócritas en estado puro!!

Eso sí, una vez terminadas las charlas, cursos, talleres y conferencias cierran de nuevo todas las puertas a cal y canto a quienes sean talentos o genios natos y de nuevo no dejan pasar a nadie que no tenga al menos el mismo nivel que ellos, no dándose cuenta -por su torpeza intelectual- que la genialidad, el liderazgo o el talento no responde a cuestiones tan medibles, tan mecánicas, tan metódicas, tan técnicas ni tan académicas como las suyas. Al contrario, curiosamente se da o se presenta en quienes no son posibles de medir ni cuantificar…

¿Cuántos grandes genios, talentos y líderes de renombre han salido de Facultades, Universidades o Escuelas de Negocios? Muy pocos, al menos los que han sido más innovadores y creativos seguro que poquísimos!!

De alguna forma la Genialidad, el Talento y el Liderazgo están más asociados a la libertad, a la creatividad, al descubrimiento, al riesgo, a la imaginación, a la equivocación, a la comprensión, a la flexibilidad, a la evolución y al humanismo, que a lo académico, a lo rígido, a lo técnico, a lo cuadriculado, al inmovilismo y al corporativismo.

Y si nos fijamos bien, el académico lo que hace en realidad es “estudiar” lo que otros antes han experimentado, creado, inventado, fallado, arriesgado y sufrido en sí mismos y por sí mismos.

Y lo malo de todo esto es cuando se considera y se valora más al académico, al ilustrado o al erudito, que al creador, al genio, al talento o al descubridor, que es en definitiva el único y verdadero PADRE/MADRE de lo creado.

Por lo tanto, desde aquí, mi total admiración y más sentido homenaje a todos ésos Genios, Líderes y Talentos que fueron (y lo son ahora también) despreciados e ignorados por no ser vistos como tales al no responder a los cánones académicos de tantos que se creen y se dicen así mismos "intelectuales"… 

Que baje Dios y lo vea!!

Luego no vale que una vez muertos -los talentos y genios de verdad- vengan los otros -los ilustrados- con toda la cara del mundo y entonces les hagan homenajes o les pongan medallitas a todas horas. No hombre, no, ahora os metéis todo por donde mejor os quepa.

Einstein, Charles Darwin, Winston Churchill, Giuseppe Verdi, Leonardo Da Vinci, Balzac, Craig Venter (padre del Genoma Humano), Larry Elison (Oracle), Bill Gates, Walt Disney, Henry Ford, Napoleon, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Ralph Lauren, Amancio Ortega, Richard Branson, Vincent Van Gogh, Nikola Tesla, Sócrates, Hermanos Wright, Cervantes, Mozart, Beethoven, Michael Jordan, Coronel Sanders, Thomas Alva Edison, Steven Spielberg, Elvis Presley, The Beatles, Fred Smith, Isaac Newton, Benjamin Franklin…

y tantos más que no fueron conocidos ni reconocidos


Muchas gracias por tu atención, un cordial saludo, atentamente

Juan J. Tamayo



Juan J. Tamayo 13/11/2017 · #5

#3 Muchas gracias @Daniel Gutierrez Perez :-)

+1 +1
Juan J. Tamayo 13/11/2017 · #4

Muchas gracias por compartir @Juan Manuel Pérez Palomanes un saludo cordial :-)

0
Daniel Gutierrez Perez 11/11/2017 · #3

Excelente artículo! Digno de ser compartido!

+2 +2
Patricia Castaño 10/11/2017 · #2

Viva Mr Disney.!!😄 Le llegaron a decir que no valía y mira lo que creó.

+5 +5
Ignacio Orna (Nacho) 10/11/2017 · #1

Es evidente que existe una gran contradicción.

+3 +3