Laura Rodríguez Martín en Escritores RRHH • kEYRUS SPAIN 4/10/2016 · 1 min de lectura · ~100

En la cabeza de otro.

En la cabeza de otro.Esta mañana hace más frio que ayer. La chaqueta me pica en el cuello y el peso en la espalda me empuja hacia abajo.
Estoy andando más deprisa de lo que me gustaría, pero Mamá tira de mi mano y no se para a mirar que voy dando trompicones con mis propios pies.
El hombre que nos acabamos de cruzar me ha esquivado, pero la bolsa de su ordenador no, y me ha pasado rozando la cabeza. Espero que no me haya estropeado la coleta chula que me ha hecho Mamá.

"Vamos, que no llegamos".

No entiendo las prisas de los mayores...No llegamos al cole, no llegamos a danza, no llegamos a inglés, se enfría la cena, se enfría el agua en la bañera...¿No podemos hacerla más tarde y así no se enfría?
Mamá grita a un señor que va en un coche porque no nos ha dejado pasar. Miro al suelo y estamos cruzando por las rayas blancas, pero no ha parado. Mamá sigue farfullando. A mi me regaña cuando lo hago.

"Un beso rápido que me voy".

Yo la desobedezco y me cuelgo de su cuello. La doy un beso tan largo que se me adormecen los labios. Ella no protesta.

Quizás ha entendido que es mejor no tener prisa para todo.