Creando Experiencias in Arte, Historia, Formación Profesional Dec 3, 2020 · 1 min read · +100

Del vértigo de la vendimia a la quietud del encierro

Del vértigo de la vendimia a la quietud del encierro

Entre una inhalación y una exhalación transcurre la vida y es en el tránsito de una respiración completa donde ocurren las transformaciones cruciales y los cambios de rumbo inesperados. Lucrecia Trebino es una artista argentina que hace dos meses competía en un casting con 200 bailarines para quedar seleccionada para bailar en el elenco oficial de la Fiesta Nacional de la Vendimia en el departamento de Maipú, en la provincia de Mendoza.

Sus interminables y ansiosas semanas de espera para saber si estaba en la lista de seleccionados, quedó en el recuerdo como una anécdota añosa frente a la realidad de la cuarentena que está viviendo en la casa de sus padres en la ciudad de Córdoba.

En sus celestes retinas color mar quedaron las instantáneas de la celebración que estalló en mil colores, mientras su cuerpo tan delgado como etéreo, danzaba al ritmo de las coreografías marcadas por los coach entre puntas, resinas y acordes.

La sangre agitada por las jugadas acrobacias y los cambios chispeantes de tempo de la música festivalera, fueron arrasados por la quietud exasperante de las tardes inciertas que anunciaban la cuarentena global. La joven bailarina regresó a Córdoba a reencontrarse con su vida anterior, pero a los pocos días de aterrizar en la tierra del fernet, en el país se decretaba el aislamiento obligatorio y preventivo por la pandemia de Covid-19.

Lucrecia lejos estuvo de "encerrarse" en su frustración: ¿Cómo sobrellevó sus días de cuarentena?¿De qué manera su arte la “liberó”? Leé la historia completa y descubrilo: https://creandoexperiencias.com/blog/anecdotas/de-la-vendimia-a-la-quietud-del-encierro/