Bicichaqueta.

Por una vez el nombre lo dice todo.

No es una chaqueta para la bici. Es para los “tecnológicos” que van en bici. Una prenda inteligente. Para llamar, recibir llamadas y hablar sin parar…Sin parar de darle a los pedales, se entiende…

En realidad es una alianza entre dos vecinos de la bahía de San Francisco: la sastrería LEVI’S y GOOGLE. La sastrería tiene más de 100 años. GOOGLE, apenas unos cuantos. En comparación con la marca de moda, es un bebé. Le están saliendo los dientes. Pero, mire usted por dónde, diseñando juntos, las tijeras, los sistemas operativos y los motores de búsqueda cosen y casan muy bien. No hay el más mínimo problema para que tradición y tecnología compartan el tándem de la inquietud y pedaleen juntos en la misma dirección. En esto ambas firmas van a piñón fijo.

La meta común estaba clara de antemano. Se trataba de diseñar una bicichaqueta para los profesionales que se desplazan con este medio de transporte. Vamos, amantes de la tecnología, pero que le dan a los pedales. Cada vez son más. Por pura conciencia ecológica o simple cuestión de economía.

La idea es producir una prenda con diseño práctico y atractivo, en consonancia con la moda. Una chaqueta que incorpora aplicaciones de productos sofisticados. El invento, que está a punto de cruzar la meta final de su carrera hacia el éxito, permite a la vez controlar el volumen del móvil, contestar llamadas, encender o apagar luces; hasta recibir direcciones para llegar a algún lugar. O seguir el mapa, que en esto GOOGLE MAPS también tiene “mucha tela que cortar”.

Las funciones están al alcance del usuario dando sencillos toques en una zona sensible al tacto y conductiva que supera en practicidad a los wearables. Buenos acabados de moda con excelentes hechuras tecnológicas. Con solo deslizar un dedo por la manga. Y sin dejar de pedalear ni hacer extraños ejercicios circenses mientras el usuario se desplaza. Que ya se sabe: conducir sin manos en el manillar aumenta la probabilidad de acabar sin “piños” en la boca. No se trata de eso. Ni mucho menos.

¿Tienen LEVI’S y GOOGLE un as en la manga? No, más bien, lo que llevará la manga de la prenda será un disimulado conector USB para cargar parte de su tecnología: luces LED, la batería y los sensores del tejido. La clavija estará escondida en el botón del puño… Ni James Bond, el agente 007, en sus mejores tiempos.

La idea detrás de la alianza es hacer que los diseños sean tan prácticos como atractivos. Y, por supuesto, perfectamente lavables. La misma GOOGLE adelanta que este acuerdo no es exclusivo. Está tan apasionada con la idea que ya está pensando en colaborar con otras firmas de moda.

El proyecto ha sido bautizado con el nombre de LEVI’S COMMUTER. Las primeras pruebas de la “bicichaqueta” se están llevando a cabo en San Francisco este otoño. De ahí a verla por la calle solo faltarán dos pedaladas.

Hablando en plata: esta carrera ya está ganada. Y sin cambiar de plato.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/05/23/actualidad/1463979696_390356.html

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bicichaqueta.



#1 El próximo posiblemente será el día sin móvil. Un saludo.

0

#3 Gracias. Un saludo. Vendrán más...

+1 +1
Pedro Gómez 8/10/2016 · #3

De aqui a que el conector usb o bluetooth lo llevemos incorporado en el brazo, dedos o cualquier otra parte de nuestro cuerpo, hay un pasito, nada, está a la vuelta de la esquina. Muy interesante Luis Alberto.

+2 +2

#1 De nada. Iré publicando más...

+2 +2
Mamen Delgado 8/10/2016 · #1

De ahí al bikini tecnológico, una brazada. La cuestión es que estemos "conectados" el mayor tiempo posible, no vaya a ser que nos dé por pensar y la liemos.
Gracias por la info @Luis Alberto Bandeira Machuca!

+2 +2