¡Cobronas!

No las insulto. Las estoy definiendo…

Los ingresos que algunas estrellas -y sus satélites- obtienen por exhibir un modelo durante horas pueden llegar a cifras astronómicas. De otra galaxia. Hasta 230.000 $ vale llevar un vestido a una gala de premios. Las marcas famosas están siempre dispuestas a pagar el gusto y las ganas.

De acuerdo que son mujeres bellas. Con un cuerpo escultural. Pero más que celebrities son auténticas máquinas de hacer cash. Si se desnudan, cobran. Si se visten también. Les pagan sí o sí. A veces con contratos verbales, no firmados. En negro. Que así se ve mejor el color del dinero.

Hay quien habla, incluso, de cantidades de seis cifras. Y para embolsárselas lo único que tienen que hacer es llamar poderosamente la atención en los actos públicos patrocinados por la marca.

Con esos números un servidor tiene para vestirse en las próximas 200 reencarnaciones. Y si es necesario, para hacerme notar, soy capaz de montar un espectáculo que ni “Le cirque du soleil”.

Tras salir en varias películas en 2015, Alicia Vikander (por poner un ejemplo) ha conseguido ser la imagen oficial de LOUIS VUITTON. Uno no tiene más remedio que pensar que se trata de la forma más fácil de ganarse la vida. La otra no necesita ni tirar de calculadora para saber que se va a forrar. Aunque el vestido no tenga forro.

¡Cobronas y cobrones! Que hay de los dos géneros. Ellos, menos, pero se llevan lo suyo: Hasta 50.000 $. Son los estilistas. Estos listos ponen la mano en plan egipcio, aunque no se pongan el vestido, las gafas o el complemento en cuestión. Actuando de mediador entre las marcas de lujo y las estrellas también pillan cacho.

No desluce para nada a la imagen de la famosa el hecho de que pose en la playa. Con lucir el bikini y salir en las fotos mostrando las gafas de sol de la marca tiene bastante. En este caso no será necesario ni siquiera admirar sus preciosos ojos azules. Lo verdaderamente importante es que esas mismas pupilas que no se ven vean con buenos ojos los beneficios del contrato.A eso se le llama tener vista para los negocios.

Para que luego digan que “la suerte de la fea la guapa la desea”.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://smoda.elpais.com/moda/esto-es-lo-que-cobran-las-actrices-por-ponerse-un-vestido-en-la-alfombra-roja/

http://www.elespanol.com/corazon/famosos/20160729/143736344_0.html

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Cobronas!