El día sin móvil...

¿Quedarse inmóvil o quedarse sin móvil?

No es lo mismo, aunque curiosamente lo primero suele ser consecuencia de lo segundo. De la hiperconexión a la hipersudoración, la hipertensión o la hiperventilación va un paso. Los síntomas: sudor frío, palpitaciones, arritmia, dedos inservibles…

Las consecuencias: malestar general, desubicación, autoestima por los suelos…De acuerdo: la contaminación también mata. Pero todo suma. O resta, según se mire. Lo cierto es que la tecnología creada para facilitarnos la vida acaba consumiendo todo nuestro tiempo.

¿Y si nos parásemos a pensar? ¿Y si nos diésemos un respiro, como un Kit Kat, pero algo más largo? ¿Y si nuestro móvil más inmediato fuera resistir sin móvil? ¿Sólo 24 horas? Algo parecido al día del padre, de la madre o de los enamorados de toda la vida. Mejor aún: al día sin I.V.A.

Un día sin móvil. Un día al año, ya se sabe, no hace daño. Más bien, todo lo contrario. En vez de que nos encontrasen los demás, podríamos dedicarlo a encontrarnos a nosotros mismos. Por mucho que nos machaquen las omnipresentes ofertas de Jazztel, Orange, Movistar, Vodafone, Yoigo o …

Contra la dependencia del móvil, ¡viva la independencia! Lo acepto…: la idea no es del todo mía. Pero no por eso deja de ser una buena idea; más que buena: brillante.

¿Y si la ponemos en práctica?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://blog.anuncios.com/2015/05/tendencias-nomophofia-no-mobile-phone-phobia.html

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El día sin móvil...



David Navarro López 10/10/2016 · #1

Hay que ver lo que se parece este post a este otro
https://www.bebee.com/producer/@katja-bader/one-day-without

0