Luis Alberto Bandeira Machuca en Marketing y Producto, Comunicación y Periodismo, Profesores y educadores Director creativo • NTG 14/3/2018 · 1 min de lectura · 1,4K

Juguete roto.

Ilusiones hechas añicos.

De los pequeños, que no entienden de economía porque lo suyo es jugar. Pasárselo en grande; lo mejor posible. Ya tendrán ocasión de crecer y enfrentarse a los problemas...

De los mayores que trabajan en ella y basan sus ingresos en algo tan bonito como vender alegrías y provocar sonrisas.

La cadena de jugueterías TOYS’R’US cierra 182 tiendas en Estados Unidos. El 20 % de una superficie destinada íntegramente a sorprender con miles de fantasías. Las estanterías de estos establecimientos se vacían de diversiones dispuestas a que unas manos se las lleven envueltas en el lazo del regalo con el que a menudo se envuelve el cariño.

Los niños no saben de bancarrota. Las inexorables leyes del mercado sí. Fundada en 1948 y con sede en Wayne (Nueva Jersey), la emblemática marca llegó el pasado año a un acuerdo por valor de 3.000 millones de dólares con el banco JPMORGAN y otros acreedores para financiar parte de su deuda.

Un triste adiós para muchas esperanzas y anhelos de cumpleaños, santos, o días de Acción de Gracias. El motivo es lo de menos. La expresión de unos ojos vivarachos, escapándose de sus órbitas lo de más.

4.500 empleados ven peligrar su medio de existencia. Van a intentar recolocarlos. De momento, el tsunami no llega a las tiendas que la multinacional tiene en España. Pero la sombra de la tristeza es alargada. Aunque por aquí nos salvemos, no es motivo de ninguna satisfacción. Más bien de pena. Simple cuestión de solidaridad...

MATTEL, HASBRO y LEGO, multinacionales del mismo sector, miran de reojo a TOYS’R’US. Por aquello de que “cuando veas las barbas de tu vecino afeitar, pon las tuyas a remojar”. LEGO también ha visto drásticamente recortado su beneficio.

La industria juguetera atraviesa tiempos difíciles. La creciente competencia de los fabricantes chinos y, sobre todo, la pujanza de los productos de entretenimiento digitales representan un reto al que los fabricantes tradicionales no encuentran la respuesta adecuada.

Tristeza en cadena…

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.elmundo.es/economia/empresas/2018/01/25/5a69a65046163f16088c0088.html

http://www.lavanguardia.com/economia/20180301/441148075369/toys-r-us-quiebra.html

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/8970581/02/18/Toys-R-Us-entra-en-quiebra-y-pone-en-peligro-3000-empleos-en-Reino-Unido-.html

https://www.elindependiente.com/economia/2018/03/06/lego-crisis-jugueteras-caida-ventas/

http://www.expansion.com/empresas/distribucion/2018/03/07/5a9efe77e5fdea4b668b4617.html

http://www.eleconomista.es/distribucion/noticias/8993032/03/18/Toys-R-Us-no-sobrevive-al-Apocalipsis-del-retail-y-entra-en-fase-de-liquidacion.html

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Juguete roto.



#4 Afortunadamente, no todxs lxs niñxs, tienen en su mano, estos dipositivos, desafortunadamente son minoria. 
El problema es que se regalan sin un manual efectivo de uso de dichas tecnologias.
Mis hijxs han jugado con cajas de cartón y lxs encanta realizar manualidades, fomento mucho la creatividad, en casa siempre hay materiales para desarrollar una manualidad. 
Volvemos al problema de los valores y la educación en casa.
Pasar una tarde jugando al scalectrix es una gozada, pero también puedes disfrutar con ellxs utilizando un videojuego como just dance y bailar hasta agotarse.

En casa, monster High, hot wells, mis barbi siguen guardadas, bebés y accesorios nenuco....

Dicho esto, es una pena que cierren, con las consecuentes perdidas de trabajo, porque no creo que puedan rehubicar a tantas personas.

0

#6 La globalización, entre otras cosas, no da para más. En España, el retroceso del textil, por poner un ejemplo, será brutal. Hay que empezar a acostumbrarse a que el capitalismo salvaje no tiene más recorrido. Un saludo.

+1 +1

#2 ¡Bien hecho!

+1 +1

#1 Pues sí. estoy de acuerdo. El mundo actual es tan vertiginoso y superficial... Mi imaginación me llevaba a arrastrar una caja de zapatos a la que había pintado unas ruedas y una cabina. Para mi aquello era un camión. Hoy todos los niños con 8 años tiran de móviles y tabletas, que se lo dan todo hecho y se quedan anticuados en 6 meses. Definitivamente hemos perdido el "oremus".

+3 +3
MartÍn Zafrilla 14/3/2018 · #2

No pienso comprar tecnología ni móviles a ningún familiar, para eso ya están sus padres. Un saludo.

0
MartÍn Zafrilla 14/3/2018 · #1

Buenos días, triste noticia que una cadena tan importante como esta cierre, ahora bien yo seguiré comprando muñecas originales y juguetes LEGO (Para mi) y para regalar y tecnología... Ufff que rabia me da cuando mi sobrina llega y lo primero que hace al llegar es buscar esa maldita tableta o móvil y el mundo de alrededor desaparece para ella y solo con siete años y para que nadie le moleste HASTA INTENTA ESCONDERSE!! Es muy fuerte para mi ver ese comportamiento.

+1 +1