Luis Alberto Bandeira Machuca en Profesores y educadores, Moda y belleza, Hostelería y Turismo Director creativo • NTG 9/6/2018 · 1 min de lectura · 4,8K

Los tocamientos no mienten.

Dicen toda la verdad y nada más que la verdad.

La idea nació de la multinacional SCHWEPPES en colaboración con otra multinacional de la publicidad -OGILVY BRAZIL-. Estaban convencidos de que el resultado de la prueba test les proporcionaría argumentos para crear la próxima campaña de la marca de bebidas. Y, claro: no dudaron en ponerla en marcha.

Esta vez la comunicación no iba a destinada a “vender productos”, sino la idea de respeto para las mujeres brasileñas en general. Un copy strategy que genera grandes dosis de notoriedad. No podía fallar. Así ha sido: ha hecho más memorable e identificable a SCHWEPPES. Entre su público objetivo en particular y con la sociedad brasileña en general. Sin duda.

Luisa, Tatiana y Juliana –las tres mujeres que se ofrecieron a participar en la prueba– apenas podían moverse entre la multitud sin ser interpeladas y manoseadas por hombres desconocidos.

La tecnología lo hizo posible. Con la colaboración de unas manos furtivas siempre dispuestas a acabar sobre la anatomía de un cuerpo femenino a la que no habían sido invitadas. Para ello se encargó el diseño de tres vestidos inteligentes que lucirían las colaboradoras. Las prendas portaban sensores que registraban cada vez que la mujer era tocada y enviaba los datos a través de Wifi a una unidad de control. Esa fue la parte difícil. La fácil ya la conocemos: manos ansiosas por aterrizar sobre curvas prohibidas. Manos que atacan, cuerpo que tocan.

Por si fuera poco, además, distintas cámaras colocadas en la discoteca de Sao Paulo registraron, en imágenes, los momentos en los que diferentes hombres las agarraban, tocaban repetidamente o manoseaban incluso a pesar de sus quejas.

El resultado del proyecto no se hizo esperar: en un ensayo que no llegó a las 4 horas, las 3 mujeres fueron tocadas 157 veces; unas 40 veces por hora en caderas, espaldas y distintas partes del cuerpo. Lo cual no es de extrañar. El 86% de las brasileñas sufre acoso en discotecas y otros locales nocturnos.

Bajo el título The Dress for respect (el vestido para el respeto), SCHWEPPES y OGILVY BRAZIL pretenden llamar la atención sobre el constante acoso a las mujeres que salen de fiesta. Concienciación es lo que toca.

Habrá quien piense que SCHWEPPES se aprovecha de la publicidad para retocar y mejorar su imagen. Yo prefiero pensar en positivo: mucho peor es constatar que manos inquietas se aprovechan de las circunstancias. Por eso, las últimas frases del anuncio instan a los hombres a acercarse a las mujeres con elegancia, inteligencia, sentido del humor y, sobre todo, respeto.

Donde tocan música tocan carne. ¡Toca denunciar…!

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://smoda.elpais.com/feminismo/vestido-sensor-tocar-mujer-schweppes-brasil/

http://www.lavanguardia.com/de-moda/20180522/443761617415/vestido-mide-acoso-sexual-brasil-discoteca-schweppes.html

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los tocamientos no mienten.