Luis Alberto Bandeira Machuca en Marketing y Producto, Comunicación y Periodismo, Hostelería y Turismo Director creativo • NTG 6/12/2017 · 1 min de lectura · 3,0K

Marcas que las "dan con queso".

Es la nueva estrategia en el gran consumo.

Por no calificarla de otra manera más agresiva: la descarada y permitida modalidad de robo al consumidor.

Darla con queso es una expresión muy usual en nuestra jerga común. Resulta que el queso es capaz de engañar a las papilas gustativas haciéndolas insensibles al sabor de los vinos malos que parecen mejores.

Esto lo sabían los antiguos comerciantes. Y sacaban partido de ello. Queso y vino son una combinación perfecta. Pero un queso muy fuerte adormece las papilas gustativas y evita valorar el sabor y las sensaciones de un vino, por lo general peor.

Una situación parecida es la que se está dando en la alimentación. En este caso reducir la cantidad de producto ofertado sería el queso. Al envase le daríamos el papel del vino. Porque el continente no reduce su tamaño. Es el contenido el que merma en cantidad.

La mayoría de fabricantes están reduciendo los gramajes entre el 10 y el 15%, según la consultora NIELSEN. El fenómeno es especialmente intenso en firmas que elaboran dulces, bollería y chuches. Pero también se da en el papel higiénico, ampliando el diámetro del canuto interior o, directamente, reduciendo el metraje del papel. Las botellas de zumo están pasando de 1’89 litros a 1’75 litros. Los yogures, de 125 gramos a 110 gramos. Las especias, de 56 a 42 gramos.

Otro Instituto de investigación -OXERA- llega a una curiosa conclusión: aunque los consumidores señalan en las encuestas que les molesta la reducción de tamaño, en sus decisiones de compra no la valoran tanto como una subida de precios. La razón es muy sencilla: las empresas pierden casi el doble de ventas con una subida de precios que con una reducción de la cantidad de producto.

En algunos casos, al no sufrir cambios el envase, muchos consumidores ni siquiera advierten esta práctica. Es imposible de descubrir. Que haya unas cuantas patatas fritas menos en la misma bolsa de siempre no lo detecta nadie.

En Estados Unidos los recortes han llegado a los tribunales. MC.CORMICK, líder en el mercado de especias, ha tenido que afrontar una demanda de uno de sus competidores que le acusa de prácticas contra la competencia por hacer creer a los consumidores que les da más producto que el resto por el mismo precio. En realidad, es todo lo contrario. O sea: "lobos con piel de cordero".

A menor cantidad en igualdad de precio, producto más caro. O sea, subida encubierta. Solo en Gran Bretaña 2.529 productos han reducido su tamaño. El líder y primero de la lista fue la famosa tableta de chocolate TOBLERONE. En España no hay estadísticas. Pero casi seguro que también pasa. Por la sencilla razón de que se trata de las mismas multinacionales que venden allí. ¿Por qué iban a actuar de otra manera aquí?

Habrá que agradecer a todas las marcas esta curiosa práctica que, sin duda, llevan a cabo guiadas por el altruista fin de actuar “en defensa de nuestra salud”. Y, de paso, de la suya. La económica, claro.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

http://www.lavanguardia.com/economia/20170731/43240533670/industria-alimentaria-reduce-gramajes-evitar-subir-precios.html

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Marcas que las "dan con queso".


#6 Gelocatil de 1 gramo, solución oral. 12 sobres costaban 5 euros. Ahora 10 sobres cuestan lo mismo.

0
Yolanda AM 7/12/2017 · #8

Cada día hay que ejercer más nuestra responsabilidad como consumidores críticos y exigir a las marcas transparencia.
Las Redes Sociales son un gran alidado ya que puedes preguntarles directamente para que 'den la cara'.

0

Es indignante como los fabricantes de productos de uso cotidiano y de bienes de consumo se aprovechan de los bolsillos y de las mentes del consumidor. VIVA EL PROSUMIDOR!!!!

+1 +1
Ignacio Orna (Nacho) 6/12/2017 · #5

De hecho yo antes compraba Nescafé Shakissimo y ahora han reducido su tamaño a la mitad, vale menos, pero si trasladamos su contenido y su precio al envase anterior ya no es tan reducido lo que se paga por él.

+1 +1

Y espera a que sepamos lo que de verdad contienen.

+1 +1
Ignacio Orna (Nacho) 6/12/2017 · #3

Y no sólo eso cambian los envases y le ponen "Y ahora con más...."

0
Ignacio Orna (Nacho) 6/12/2017 · #2

Debo ser marciano, pero yo si me di cuenta. Sube el precio y baja la cantidad.

0