Marketing lógico con víctimas tecnológicas.

¿Viva la tecnología?

No sé, no sé…La verdad: cada vez más pienso que el tema se nos está yendo de la manos. Empieza a ser obsesivo.

Las zapatillas NIKE de “Regreso al Futuro” que se atan solas llegarán este otoño. De aquí a que corran, se esfuercen y suden por nosotros, solo hay un paso.

La nueva fábrica de automóviles de TESLA prescindirá de trabajadores humanos para acelerar la producción y cumplir con los plazos de entrega.

OOMBRELLA es un paraguas que avisa si va a llover en los próximos 15 minutos. Si lo sacamos de paseo, solo tenemos que ocuparnos de ir “cantando bajo la lluvia”.

En Tokio abre una tienda atendida exclusivamente por un robot fabricado en serie capaz de comunicarse e interpretar las reacciones humanas. Se llama PEPPER. Como mi primo, pero con una pe y una erre de más. Resultado: un negocio sin vendedores.

ADIDAS está a punto de inaugurar una fábrica de zapatillas totalmente robotizada, sin intervención de elemento humano. De nuevo sobra personal.

En los nuevos locales de la diseñadora REBECCA MINKOFF en Los Ángeles y Nueva York los clientes son recibidos por un espejo interactivo desde el que pueden pedir una bebida, elegir la ropa que desean y ordenar que se la lleven al probador.

Esta tecnología, que va muy bien para las Cenicientas/os modernas/os (que nadie se sienta discriminado), no es un cuento de hadas. “Espejito, espejito, dime quién es la más hermosa”. La compañía ha aumentado un 50% sus ventas. Los consumidores “pioneers” se han apuntado en masa a la idea. Como consecuencia, posiblemente se vislumbre el mismo final: menos necesidad de personal.

CAIXABANC acaba de lanzar su servicio Imagin Bank. Se trata de una nueva cuenta 100% digital pensada para la generación millennial, jóvenes de 18 a 35 años. Los entusiastas de la tecnología realizarán sus gestiones directamente. La firma espera captar 500.000 clientes que ni aparecerán por las oficinas. ¿Se lo imagina? ¡Bingo!: menos empleados y mayor ratio de rentabilidad, gracias a un servicio que casi no necesita retribuir al factor trabajo.

En la misma línea el BANCO DE SANTANDER anuncia el cierre de 450 of