Mienten como bellacos...

Son los influencers.

Nos recomiendan y aconsejan los productos que debemos usar. Si seguimos sus consejos, nos acercaremos más a ellos. Estaremos un peldaño más arriba en nuestro camino hacia el Olimpo de los dioses.

Naomí Campbell no se relee ni lo que le ha dicho ADIDAS que cuelgue en INSTAGRAM.

Iker Casillas saca de sus casillas a SAMSUNG haciendo publicidad de la marca a través de su iphone de APPLE, que es a la vez la mayor competencia de SAMSUNG.

Scott Disick, ex de Kourtney Kardashian, copia literalmente el texto que le envía la marca de batidos de proteínas BOOTEA SHAKE, sin fijarse.

Lindsey Lohan es uno de los muchos rostros conocidos que ha promocionado WHITE COCO, un producto para el blanqueamiento que prometía milagros con la técnica oil pulling y que los médicos desaconsejan por sus efectos secundarios…

¿Seguimos con tanta patraña? No hace falta, ¿verdad?

Se olvidan de hacer las cosas bien. De lo que no se olvidan es de cobrar. Todo por la pasta. Pero ¿de qué pasta está hecha esta gente? En esto de ganar dinero fácil “hasta el más tonto hace relojes”.

¡Vamos a contar mentiras…