Luis Alberto Bandeira Machuca en Marketing y Producto, Moda y belleza, Hostelería y Turismo Director creativo • NTG 12/10/2018 · 1 min de lectura · 6,9K

No es una zapatería...

Es una alpargatería.

Y una alpargata no es un zapato. Aunque le pongan tacón. Nunca tendrá tal categoría. ¿O sí? Lo que sí tiene es historia. En este caso, mucha. Aunque su nombre esté más cerca de la connotación despectiva del “quiero y no puedo” que del calzado noble, estilo mocasín.

¿Quién iba a pensar que en pleno siglo XXI, en el internet de las cosas, podría subsistir una alpargatería? Y, sin embargo, ahí está. En pleno centro de Madrid. En la plaza Mayor, esquina con la calle Toledo, cuando esta deja de ser peatonal.

Se llama CASA HERNANZ. Y lleva caminados 150 años de historia siendo los reyes de la alpargatería. Y de la cordelería, que también es un término poco noble, por definición. La tienda, que tienta a muchos, fue fundada en 1845. Ya va por la cuarta generación de la misma familia como propietarios del negocio. También confeccionan redes, pero ellos mismos insisten: su producto estrella es la alpargata.

Este pequeño establecimiento triunfa a lo grande. Arrastra ya de por sí una tradición muy vivida y cuenta cada día con una larga cola de autóctonos y foráneos interesados en sus artículos.

Ahora la tendencia social le ayuda. Porque si antes la alpargata era sinónimo de trabajo y esfuerzo denodado; de sangre, sudor y lágrimas, hoy es todo lo contrario: una pieza codiciada por los ciudadanos corrientes, y también por aquellos que gustan de estar a la última.

Ya en los años 60 el mismísimo Ives Saint Laurent la utilizó como icono de moda. Desde mucho antes CASA HERNANZ aguanta contra viento, lluvia y marea, como la tienda especializada en la que adquirirla. Y, mire usted por dónde, la alpargata en la actualidad es sinónimo de ocio, sol y disfrute vacacional. Es fashion. No hay nada que 150 años no cambie.

El rey emérito de España tiene toda una colección de menorquinas. Lo cual no es ningún mérito porque, ya se sabe, siendo rey vives como un ídem. Tienes acceso a todo. Y gratis. También al actual y a su familia se les ha visto luciendo abarcas en su disfrute vacacional. Todos los borbones han sido desde siempre influencers de lujo de este artículo puramente artesanal.

Seguramente, en tiempos del bisabuelo del actual rey, Alfonso XIII, CASA HERNANZ hubiese ostentado el sello de proveedor oficial de la Casa Real ya que viste los pies de casi todos los Borbones, pero estas distinciones desaparecieron en el siglo pasado.

Y, además, en pleno siglo XXI, ni falta que les hace.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

https://www.lavanguardia.com/local/madrid/20180811/451277163012/madrid-secreto-alpargateria-casa-hernanz.html

https://www.vanitatis.elconfidencial.com/casas-reales/2018-08-17/felipe-rey-letizia-reina-abarcas-mallorca-estilo_1604918/

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No es una zapatería...