CANDY CRUSH

Le debe haber gustado mi artículo anterior dedicado a la moda de otoño-invierno a la diputada del PP Celia Villalobos. Es un detalle que me llena de orgullo y satisfacción que una diputada sienta interés en mi eventual y frívola sección, pero, ¿es tan importante como para que desatienda sus altas funciones, entre las que se encuentra permanecer sentada y hacer que atiende, aunque por un oído le entre y por el otro le salga? Celia Villalobos es ya una señora de cierta edad un poco consentida y maleducada. Lo demostró antaño con Pablo Iglesias cuando le quiso invitar en la cafetería del Congreso, pero Pablo rehusó tan amable invitación, ya que él no iba allí a beber gin-tonics. Vuelven a pillar a Celia Villalobos con la tablet: la diputada, 'cazada' mirando webs de ropa en la sesión de control al Gobierno. La diputada del PP protagoniza otra vez un episodio de distracción similar al que ya tuvo cuando presidía el Debate sobre el Estado de la Nación en 2015, cuando jugaba con la tablet mientras los parlamentarios intervenían desde la tribuna. Un pleno en el que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, tuvo que recriminar la actitud de Villalobos durante una intervención de la ministra de Justicia, Dolores Delgado. "Yo he hecho lo que me ha dado la gana" "¿Me van ustedes a perseguir hasta que me muera?", ha dicho a los medios. Además, ha subrayado que ella no es "nadie" y que está "muy tranquilita y muy a gustito". A ver, Celia, no sé si eres alguien pero aunque no pegues golpe al igual que tus compañeros diputados tienes la obligación de guardar las formas, y disimular un poco para justificar el suculento sueldo ese que cobras por la cara, poniendo el cazo a final de mes.


Luis Ángel Gil Urbón 11/10/2018 · #2

энэ бичлэгийг дуугарах

0
Luis Ángel Gil Urbón 10/10/2018 · #1

Saludos a GUILLEM (que estaba desaparecido)

0