Luis Ángel Gil Urbón in Profesores y educadores Profe • University 10/5/2019 · 1 min read · +900

COQUETEO

https://youtu.be/q9kw1nOUVPg

A veces, llevar el cuento de la ratita presumida hasta sus últimas consecuencias, nos conduce a un callejón sin salida: las tres españolas del ISIS: “Solo deseamos irnos”. Aseguran que sus maridos les llevaron engañadas a Siria, que les prometieron bien un viaje de placer o una nueva vida en Turquía cinco años atrás, desde donde les hicieron cruzar de noche e ilegalmente a tierras sirias bajo el yugo del ISIS.

- ¡Hola ratita!

- ¡Hola señor gato!

- Estás hoy deslumbrante. Dime, ¿querrías casarte conmigo?

- No sé… ¿y cómo harás por las noches?

- ¡Miauu, miauu!, dijo el gato con un maullido muy dulce

- ¡Claro que sí, contigo me quiero casar!

El día de antes de la boda el señor gato le dijo a la ratita que quería llevarla de picnic al bosque, y zampársela a fuego lento.

Mientras tanto, los patriotas enarbolan la bandera española en las manifestaciones por una, grande y libre. A pesar de su pureza no renuncian a ensuciarse de lodo siempre que sea en el lodazal de las cloacas del Estado, que funcionan a destajo desde antes, durante e incluso después de la Transición. O sea, desde siempre. Interior costeó con dinero público el viaje de la ‘policía patriótica’ a EE UU para recabar datos contra Podemos. Pero a Pablo Iglesias, hijo político del otro Pablo (también de ideología marxista), el defensor de los hambrientos y los oprimidos lo que verdaderamente le importa es poner impuestos a las grandes fortunas y seguirá insistiendo en un recargo adicional a la banca a través del impuesto de sociedades. "Derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo". Ha dicho, con mucho estilo personal, el que ya me empieza a parecer más guapo que el 'pretty boy' Pedro Sánchez. Así es un servidor de veleta y frívolo en amores políticos. Casi como Pedro, que coquetea con PP y C's.