EL DESAMOR

EL DESAMOR

Entre los instrumentos de tortura heredados de la santa inquisición que todavía se encuentra muy activo entre nosotros, la cama o lecho matrimonial tiene más relevancia que La Plataforma Colaborativa para Profesionales beBee, que ya es decir. Nos enseñaron de pequeños que el amor dura para toda la vida, que es eterno por la gracia divina de Dios, pero la verdad que yo "Zaratustra" os revelo es que dura menos que un caramelo a la puerta de un colegio. En las distancias cortas es donde una relación de pareja se la juega, por eso no conviene agitar mucho (o en su defecto hacerlo con mucha cautela) las sábanas después de tirarnos uno o un par de pedos. Como ya habrán adivinado servidor de ustedes no tiene pareja, ya que me gusta la fabada, que es de pesada digestión y de una aerofágica pestilante putrefacción. Rafael Santandreu es un psicólogo y autor español bastante polémico. Reconoce que sus ideas pueden causar rechazo, pero aun así las sigue promoviendo, pues sabe que tiene la razón. En su libro “Las gafas de la felicidad”, se atreve a exponer que los seres humanos no estamos hechos para la monogamia, y que muchos de nuestros problemas se deben a que nos comportamos como si fuese al contrario. “Vivimos el amor sentimental como algo antinatural y lo entendemos de una manera aberrante, por eso funciona tan mal”, dice. Según su controversial libro, las personas deberían de cambiar de pareja cada 5 años. Dice que lo que ha permitido que la monogamia haya sobrevivido hasta nuestros tiempos es el machismo imperante, pues el hombre ve a la mujer como su esclava, y él se puede permitir engañarla y seguirla teniendo como pareja. Pero eso no es una relación natural ni saludable. La base de las nuevas relaciones de pareja debe ser la libertad sexual, sobre todo la liberación sexual femenina. Santandreu dice que: "Sexualmente estamos muy reprimidos, sobre todo la mujer. Pretendemos vivir con una limitación sexual tremenda. Con este nuevo modelo alejado de la monogamia se solucionarían todos los problemas de celos o de dependencias. La principal causa de suicidio en el mundo es el desamor. ¡El desamor! No es perder el trabajo o tener una enfermedad grave…".