MOJARSE LOS DEDOS

Cuando ojeo la prensa católica regional, de cuando en vez el horóscopo y el tiempo que va a hacer para saber si ese día tengo que sacar el paraguas, me escupo los dedos en lugar de humedecerlos con la lengua al pasar las hojas, para que la siempre mojada no quede ennegrecida de tinta. Por 'El nombre de la rosa' del escritor Umberto Eco sé que impregnar las páginas de un libro con el veneno para que, al pasar las hojas después de haberse humedecido el dedo con saliva, ejerciera su acción, era la diabólica práctica de un monje de la abadía benedictina. No es el caso.

Estos son los medios de comunicación franquistas que sobreviven en España. La Memoria Histórica o los huesos de Franco son los temas que hacen explotar a cabeceras como Alerta Digital, Diario YA o Arriba. Estos medios dejan perlas como la del presentador que se vende como el Donald Trump español, posa con banderas fascistas y "hereda" el tricornio de Tejero. En sus espacios caben elogios a exministros de la dictadura o animar a los 'rojos' a "levantar con los cuernos la losa" de Franco en el Valle de los Caídos. (19 jun 2017)

¿Por qué se permiten en este país estas cosas? ¿Son solo estos medios o son más los fervientes defensores de lo indefendible? No están tan agazapados y para verlos solo hay que mojarse los dedos.


Luis Ángel Gil Urbón 12/10/2018 · #2

Hispanis

0
Luis Ángel Gil Urbón 11/10/2018 · #1

Saludos a Cesaaarrrrr!!!

0