PERDER HASTA LOS CALZONCILLOS

PERDER HASTA LOS CALZONCILLOS

Grecia vive hoy la primera huelga general del año contra las políticas de austeridad



Mande quien mande, los platos que han roto los gobernantes, más conocidos como comensales, no sin antes guardar en algún paraíso fiscal un suculento pedazo de la tarta que les iban a servir de postre en cubierto de porcelana los acaban recogiendo entre el ayudante de cocina y la camarera de habitaciones (nunca entendí por qué las llaman camareras, ya que entre sus múltiples y variadas obligaciones no se encuentra la de servir cubatas sino la de limpiar y hacer las camas, o sea, adecentar habitaciones). Grecia vive hoy la primera huelga general del año, con la que los sindicatos quieren protestar por enésima vez contra las políticas de austeridad, la reducción de pensiones y el aumento de la carga tributaria impuesta por los distintos Gobiernos helenos a lo largo de ocho años bajo programas de rescate. La de hoy es la primera huelga general del año y la octava en los más de tres años de Gobierno del izquierdista Alexis Tsipras, y tiene lugar tres meses antes de que concluya el tercer programa de rescate griego. "Las políticas de austeridad que aplican desde hace ocho años todos los Gobiernos en cooperación con los acreedores del país han provocado la pérdida del 25% del PIB y una subida del paro al 30%; la desregulación de las relaciones laborales y el deterioro de los derechos de los trabajadores", criticaron los principales sindicatos GSEE (del sector privado) y ADEDY (público) en su convocatoria. Aunque el que roba a un ladrón, tiene cien años de perdón, tengo por norma no pedir dinero y menos a las entidades bancarias. Puedes perder los calzoncillos e incluso tu propia identidad.