Mamen 🐝 Delgado en Marketing y Producto, Publicidad - Spots - Comerciales Publicitarios Global Ambassador en beBee. TEDxTorrelodones y Startup Weekend Madrid. • Mentoring de Voz y Comunicación Escénica para Ponentes y Formadores. 9/11/2016 · 1 min de lectura · 3,2K

La Efectividad del Mensaje


La Efectividad del Mensaje


A raíz de un comentario de José Ramón López en el Producer de Carlos Tíscar titulado “Somos animales… Visuales”, recordé este anuncio de Camp que marcó una forma de proceder en una época muy particular.


Comienzo haciendo un poquito de historia.

La década de los 80 fue la década prodigiosa de la publicidad en España, con la llegada de agencias internacionales y anuncios que tenían un sabor a apertura y modernidad.

Incluso llegó a hablarse de un “estilo español”.

El culmen de todo ello fueron los 25 Leones, de los 100 otorgados, conseguidos por agencias españolas en el año 1989 en el Festival de Cannes de Publicidad, ahora llamado Cannes Lions.


Y en mitad de esta explosión creativa en España surge una campaña producida y emitida en 1985, que supuso el renacimiento de una empresa con una muy importante deuda.

Hablo como ya sabéis de Manuel Luque y su “Busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo”.




Desde pequeñita, lo que más me gustaba de la tele eran los anuncios. Mientras los demás se levantaban en los intermedios por diversos motivos, yo me quedaba pegada a la pantalla para ver esas minipelículas llenas de matices que tanto me atraían.

Y recuerdo este anuncio como si lo hubieran emitido ayer mismo en televisión, recuerdo la sensación que me producía ver a un señor trajeado y rodeado de sus empleados “hablándole” a mi madre y a todas las madres que hacían la compra, defendiendo no solo la calidad de su producto sino los puestos de trabajo de sus empleados. Tocándole el corazón a esas madres potenciales clientes.

Y también me impresionaba ver al señor invitándonos a comprar otro producto que no fuera el suyo. “Cómprelo”, eso sí, bajo la premisa de encontrar algo mejor. ¿Arrogancia? No desde mi punto de vista. Más bien completa seguridad de que lo que ellos ofrecían era efectivamente lo mejor del mercado.


A pesar de tener ya 17 años cuando surgió esta campaña, yo no decidía qué se compraba y qué no en casa, pero a mí Manuel Luque me convencía. Y convenció a millones de potenciales compradores porque cuatro años más tarde, en 1989, la británica Benckiser (dueña de Air Wick, Calgon, Dr. Scholl’s, Finish, Strepsils, Vanish y Woolite entre otros) adquirió la compañía española por la friolera de 38.000 millones de las antiguas pesetas.


José Ramón cuenta en el Producer de Carlos que os comentaba al principio, que cuando propone a un cliente hacer fotos del equipo para publicar en la web y darle un toque más gráfico y humano a la empresa, la mayoría de ellos se resisten.


No hay fórmula mágica para el éxito, pero sin duda Manuel Luque rompió moldes muy bien establecidos y a pesar de las críticas que recibió por parte incluso de Directores Generales de otras compañías, consiguió su objetivo y sobre todo el de Camp.


_______________________________


Mi Twitter.

Mi LinkedIn.

Mi página web.

Mi Instagram.



me ha encantado! Compartido!

0
Mamen 🐝 Delgado 24/4/2018 · #30

#26 El medio es vital @Jose Vicente Soldevila Puchol para que el mensaje llegue. Y el cómo lo cuentas. Para mí este anuncio es un antes y un después.

+1 +1
Mamen 🐝 Delgado 24/4/2018 · #29

#27 No recuerdo Bilore @Ignacio Orna (Nacho).

+1 +1
Mamen 🐝 Delgado 24/4/2018 · #28

#23 Totalmente de acuerdo @Juan Madueño Criado!

+1 +1
Ignacio Orna (Nacho) 21/1/2018 · #27

Pero ¿Quien se acuerda de Bilore?

+1 +1

Me acuerdo.... me acuerdo.... @Mamen 🐝 Delgado. Fue una revolución en publicidad. Algo que si bien era nuevo en España, no así en otras fronteras. El medio también forma parte del mensaje. Gracias @Mamen 🐝 Delgado por tus mensajes en este medio.

+2 +2
Ignacio Orna (Nacho) 21/1/2018 · #25

#6 Si a la vida se la quita el sentimiento, es una pura venta.

+1 +1