Manuel García Pérez en Comunicación y Periodismo, Libros, Comunicación Online Coordinador, crítico y docente en Secundaria y Universidad. Asesoramiento educativo. • Coordinador de Cultura en Mundiario. Crítico literario. Escritor y docente. 4/10/2016 · 1 min de lectura · +300

"Holy Terror", un cómic de Fran Miller que describe con ironía la amenaza yihadista

"Holy Terror", un cómic de Fran Miller que describe con ironía la amenaza yihadista


Holy Terror es una aventura con notables momentos irónicos ya que los terroristas se contemplan como archienemigos de los dos héroes, Batman y Catwoman, que en otras situaciones más amables, están enfrentados continuamente. Su alianza es poderosa y acaba con los terroristas de una forma fulminante, con fuegos artificiales, como una aparente oda a la supremacía de los valores norteamericanos sobre Al Qaeda.

   Lo controvertido y polémico del cómic es que, pocas veces, el terrorismo de Al Qaeda aparece en un cómic de una forma tan explícita, sin doblez, sin censura. Al mismo tiempo, es la fantasía de Miller la que pone los límites morales a las acciones de la organización terrorista a través de la reivindicación de los superhéroes. No se debe contemplar el cómic como un tributo a la política exterior norteamericana. Miller ilustra una historia de aventuras trepidantes tomando el yihadismo como escenario. Pero no hay que buscar más allá. Fiel a la sensación de derrota y de bohemia de sus personajes, Catwoman y Batman aparecen como seres hastiados, agotados por su rutina, incapaces de abandonar la violencia de la que son adictos. Ahora es el terrorismo la última frontera real que deben aplacar dos seres verdaderamente ficticios y que todos amamos desde niños.

La obra de Frank Miller es extensa y poliédrica, llena de espejos donde el espectador encuentra gran variedad de posibilidades significativas alrededor de diversos entornos. Sin City, Dark Horse, 300 y sus versiones de diversos superhéroes son inconfundibles por su estilo y calidad gráfica. De hecho, su obra Holy Terror (Terror sagrado), de 2011, publicada en Norma, nos presenta a Batman y a Catwoman en un contexto urbano donde los ataques de Al Qaeda persiguen nuevamente destruir Occidente. Sin duda, esa violencia que destilan sus personajes, especialmente los héroes, es destructiva y autodestructiva, y se expresa  en un trazo grueso, sin matices, espontáneo y ligero, acusando el color negro su contraste con el blanco.


http://www.mundiario.com/articulo/sociedad/holy-terror-comic-fran-miller-describe-ironia-amenaza-yihadismo/20130901130759010076.html