Manuel García Pérez en Comunicación y Periodismo, Trabajo social, Comunicación Online Coordinador, crítico y docente en Secundaria y Universidad. Asesoramiento educativo. • Coordinador de Cultura en Mundiario. Crítico literario. Escritor y docente. 8/10/2016 · 1 min de lectura · +500

Recital poético en el centro penitenciario de Picassent: versos entre reixes

He necesitado un tiempo para poder escribir sobre esta experiencia y hoy he decidido aportar esta breve crónica sobre la capacidad de la poesía para emocionar en contextos tan arduos como es una prisión. El poeta valenciano Miquel Català me pidió participar en una actividad cultural dentro del centro penitenciario de Picassent el pasado 23 de junio y acepté, no sin temor e incertidumbre, a esa invitación. No quiero caer en el paternalismo ni en la afectación a la hora de describir mis sentimientos, pero diré que el mero hecho de atravesar los muros para adentrarse en la prisión es, desde que llegamos, una experiencia claustrofóbica y donde el tiempo parece detenerse.

La ausencia de horizontes a los que mirar en los patios o a través de las escuetas ventanas te sumergen involuntariamente en un espacio opresivo y claramente hostil para cualquier hombre o mujer. En el recital, leímos poemas de Cavallet de mar y La nin.na libèlula, de Miquel Català, textos de mi poemarioLuz de los escombros y una selección de poetas en lengua catalana y castellana: Estellés, Martí i Pol, Alejandra Pizarnik, Cernuda, Hernández y Neruda.

La rapsodia estuvo a cargo de los propios autores participantes, ayudados por Franscesc Tello Ribes y Amparo García Escrivà, acompañados musicalmente por la maestría del clarinetista Víctor Estarelles Camarasa. Quiero agradecer desde MUNDIARIO a Miquel Català y a Amparo García esta posibilidad de mostrar nuestro trabajo a un público que escuchó atento, disfrutando de los poemas y aplaudiendo, entusiasmados,  después de cada uno de los poemas recitados. Por las circunstancias del recital, no podemos ofrecer ninguna imagen porque estaba completamente prohibido el uso de cámaras en el interior del recinto.

Recital poético en el centro penitenciario de Picassent: versos entre reixes