Maravillas Díaz Morales en Educación infantil, Educadores infantiles, Infantil Educadora Infantil 16/10/2016 · 5 min de lectura · +100

La propuesta de Arte Comunitario. Instalaciones para el juego Simbólico.

La propuesta de Arte Comunitario. Instalaciones para el juego Simbólico.


Descubrí las Instalaciones para el juego pre-simbólico y simbólico de la mano de Javier Abad Molina, Artista visual, profesor de Educación Artística en la Universidad Autónoma de Madrid, y miembro del Grupo de Expertos y Asesores en Educación Artística y primera infancia de la OEI. En el VII FORO EUROPEO EDUCACION Y LIBERTAD organizado por ACADE y FUNDEL, en Madrid hace 2 años. A través de su ponencia:

“Arte Comunitario y escuela infantil: la celebración de Aprender juntos”.

La Instalación, es una manifestación del arte contemporáneo que propone un espacio simbólico para representar una idea o mensaje intencionado. Para ello se articulan las especiales condiciones del lugar y de los objetos que sirven de soporte y son mediadores del discurso del artista. El espacio ofrecido debe permitir -entrar en juego- a través de diferentes modos de interpretación e interpelación.

Esta propuesta permite introducir a niños muy pequeños en el mundo del arte y la creatividad, en palabras de Javier Abad: “Entendemos el arte como una manera de convertir lo ordinario en extraordinario y, desde la propuesta del arte comunitario también es un ámbito de encuentro para generar mejoras en la calidad de vida de las personas, ya sean niños o adultos, en contextos educativos u otros muy distintos. En este sentido, una educadora o maestra es siempre una artista en la educación pues participa de la idea de reconocer lo que cada día en la escuela es singular desde las diferentes aportaciones y voces de sus habitantes. El arte es también una manera de explicar e interpretar el mundo a través de experiencias y relatos conectados con la vida. Así la educación artística ya no es solo un área de expresión, (se da por sobreentendido), sino un área de conocimiento y también de producción cultural y simbólica (nuestra sociedad es eminentemente simbólica como rasgo de humanidad). En definitiva, un mediador para que los aprendizajes estén vinculados a los verdaderos intereses de los niños y niñas de la escuela….”

La creatividad tal y como la entendemos y desarrollamos en la escuela, es una manera de entender las relaciones cotidianas que nos conectan con la vida y por ello, todos somos creativos en nuestras dinámicas del día a día. Es decir una creatividd no solo para “hacer”, sino para saber ser. Creemos entonces que es inherente al ser humano, aunque se puede facilitar o favorecer en determinados contextos o situaciones, sabemos que la infancia es creativa desde su propia inercia vital pues los niños y niñas inventan y reinventan el mundo que descubren a diario….Nacemos en y para la creatividad. La escuela debería favorecerla, en vez de inhibirla, desde propuestas educativas también creativas”

FUENTE: Revista de la enseñanza privada ACADE IV trimestre -2014 - nº60

Siempre he dado mucha importancia al tiempo dedicado al juego simbólico, como una forma de impulsar el aprendizaje, y que además estimula el desarrollo motor, afectivo, social, favorece la creatividad, la imaginación y el desarrollo del lenguaje. Durante el juego, además de disfrutar de los juguetes, objetos y espacios, dándoles una utilidad real o imaginada, practican algunas de las normas importantes de la clase, compartir los objetos y el material, hablar sin gritar, esperar su turno para utilizarlos.

Ayuda a aprender a pensar como los otros, a sentir como los otros, a saber que existen otras formas de pensar y sentir diferentes a la suya, pero sobre todo jugar con otros es una forma de aprender y practicar la realidad de la vida, de conocer la realidad del mundo que nos rodea y en la que los niños tienen que aprender a vivir.

Cuando termina el tiempo de juego, siguen aprendiendo, a recoger clasificando los objetos y juguetes en función de sus características, favoreciendo el gusto por el orden, y la colaboración de una tarea en grupo. Hasta el momento todo lo implica jugar me había resultado suficiente.

La propuesta de Javier Abad me deslumbró, y abrió nuevas dimensiones en mi práctica educativa, tengo que confesar que desde la ponencia no paré de buscar e investigar para aprender cómo ponerla en práctica.

Primero busqué “inspiración” en artistas de arte contemporáneo:

La propuesta de Arte Comunitario. Instalaciones para el juego Simbólico.                                                                                               Yayoi Kusuma


La propuesta de Arte Comunitario. Instalaciones para el juego Simbólico.                                                                                                  Wolfgang Laib 

Zimoun, Alicja Kwade, Todd Robinson, Richard Serra (la materia en el tiempo), Camilla Richter, Mark Addison, Martin Creed, Andy Goldsworthy…

Quería ver, mirar y aprender, para ser luego capaz, sin ser artista, de configurar espacios de juego simbólico a través de instalaciones, con un cierto estilo estético ( conté también con la ayuda del libro “El juego simbólico de Ángeles Ruiz Velasco, y Javier Abad Molina, Editorial Grao -2011”) de forma que se convirtieran en mediadores de los significados que los niños iban a elaborar, construir y deconstruir, en la transformación simbólica de los nuevos espacios lúdicos que me empeñé en crear para ellos.

Porque sí, la educadora o maestra diseña y organiza la intencionalidad del espacio de juego, consciente de que su rol es proponer, y el de los niños es disponer. Es un espacio organizado para provocar, desde un orden inicial y una propuesta estética concreta, de desconstrucción, transformación, y nueva reconstrucción por parte de los niños a través del juego compartido, igual que un muro de módulos en una sesión de psicomotricidad, destruir para transformar.

Guardo en mi memoria la primera Instalación con un grupo,(niños y niñas de 2 a 3 años) la expectación de que algo nuevo les espera detrás de la puerta, el hecho de tener que entrar descalzos en el espacio, la sorpresa de encontrar materiales nuevos y conocidos, pero dispuestos de una manera diferente, especial, que pueden representar formas sencillas que algunos ya conocen también; mándala, círculo, espiral, cuadrado, estrella… y que a veces, no solo están organizados de forma horizontal, a veces cuelgan del techo, este orden inicial (representación del adulto), les proporciona seguridad y facilita la apropiación del espacio y los objetos, en el sentido físico y psíquico.

Un pequeño ritual de comienzo en el que entran en silencio, con pequeñas exclamaciones, sonrisas y miradas de complicidad y se sientan (como habíamos convenido) alrededor del marco dado, que tiene una forma reconocible a través de límites y referencias, que observan y donde fluye la palabra al describir en grupo cada uno con su aportación espontanea lo que ven, llega entonces el momento en que cada uno se siente libre para jugar, la expresión cambia y se vuelve ruidosa pero armoniosa a la vez, y comienzan a actuar sobre los objetos de la instalación e interactúan con sus iguales mediante los significados que elaboran de manera compartida, porque estos espacios de juego ofrecen la posibilidad de estar con otros en un lugar que favorece el transito del símbolo y se comparte en relación con ese otro, que acompaña, interactúa y construye un vínculo.

La educadora ahora observa, media los significados, da permiso, acompaña el juego infantil, no para de tomar notas, o registra de forma visual, fotos o video, sin interferir, no faltan miradas dedicadas a ella que le dicen –“¡mira, lo estamos destrozando todo, y no dices nada!”- con cierta timidez o con cara de estar retando, dependiendo de sus personalidades, esto solo ocurría la primera vez, en las siguientes instalaciones ya tienen la dinámica asimilada y disfrutan completamente sin atisbos de preocupación, estableciendo un dialogo disfrutado con el espacio, los objetos y la interacción.

El tiempo de juego debe ser suficiente para que la apropiación y transformación simbólica del espacio y los objetos, los desplazamientos, y recorridos, los nuevos órdenes y posibilidades fluyan. Dependiendo de los materiales utilizados, permiten transitar del lleno al vacío, de dentro a fuera, de la calma al movimiento o de la presencia a la ausencia, que posibilitan la aparición de los juegos presimbólicos: construir-destruir, llenar-vaciar, aparecer-desaparecer…, y que evoluciona hacía el juego simbólico que los objetos evocan y promueven.

Finalmente se realiza la narración en este caso verbal de la experiencia, muy escasa las primeras veces, cada niño y niña construye las representaciones mentales conscientes que el imaginario infantil elabora de la experiencia. Una manera de explicarse y de construir su identidad.

Les gusta tanto, que al día siguiente abren la puerta del aula o espacio utilizado con cara de:

-“¡Y hoy qué!” , o preguntan - “¿Hoy toca instalación de arte?” , lo que invita a seguir sin duda, de que ese es el camino.

La dimensión pedagógica parte de la práctica psicomotriz educativa de Bernard Aucouturier, desde la creación de un contexto privilegiado de juego y relación, en el que los niños pueden expresar libremente su imaginario simbólico.

Y del proyecto educativo de Reggio Emilia propuesta pedagógica de las escuelas infantiles de esta localidad italiana y que ya se practica en todo el mundo y de su inspirador, Loris Malaguzzi, en la que la educación artística se ha convertido en una seña de identidad, destacando la importancia de la creatividad, la metáfora, el símbolo, la investigación..., como una manera fundamental de desarrollar el aprendizaje durante la primera infancia.

Cuánto conocimiento puede surgir de unas horas de ponencia, sé que para mis alumnos fueron enriquecedoras experiencias, lo decían sus caritas, sus juegos y expresiones, yo he disfrutado de la documentación, la reflexión, preparación y luego desde la observación sin interferir, de su asombro, de su acción, de la construcción de significados, de la Celebración de Aprender Juntos, y he aprendido un poquito sobre arte contemporáneo.

Os dejo enlaces

http://www.oei.es/educacionartistica/primerainfancia/indice.php

http://proyectosinfantilinstalaciones.blogspot.com.es/