Marco Bensión Alonso en Trabalho Social - Serviço social, Trabajo social, Diseñadores Freelance CEO • Bension 11/11/2016 · 1 min de lectura · +700

Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradas

No dormir lo suficiente o no tener amigos con quien conversar. ¿Te ha pasado?

Cuando trabajamos en una empresa tenemos que ceñirnos a lo que esta impone a sus empleados. En cambio, cuando eres un emprendedor las cosas son muy distintas. Pero siempre hay ventajas y desventajas que te demuestran cómo son realmente ambas opciones. Esta artista, Caisa Nilaseca, se encargó de ilustrar las diferencias entre una opción y otra. Y la verdad es que son lo mejor que nos ha pasado este día. Mira sus dibujos y empieza a sentirte identificado.

1. Unas mañanas son más duras que otras…

Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradasCaisa Nilaseca

“Ducharse cuando sea necesario v/s Ducharse es necesario”

2. La compañía con la que puedes compartir mientras trabajas

Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradasCaisa Nilaseca

“Raramente tienes personas con las que hablar (los gatos no cuentan) v/s Puedes hablar con tus colegas”

3. La libertad con la que puedes ajustarte a tus horarios… es muy distinta

Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradasCaisa Nilaseca

“Trabajar cuando quieras v/s Ajustarte a las horas de trabajo”

4. ¿A quién le respondes?

Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradasCaisa Nilaseca

“Tú no eres tu jefe. Tus clientes lo son. v/s Le respondes a un jefe”

5. Las horas extras invertidas a veces no son remuneradas


Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradasCaisa Nilaseca

“Nadie te paga el tiempo extra v/s Te pagan el tiempo extra”

6. El horario es un poco más flexibles algunas veces

Las 6 diferencias entre trabajar a tiempo completo o medio. Las duras realidades ilustradas

Caisa Nilaseca

“Lunes: Trabajar en proyecto A.             v/s                 Lunes: Reunión con compañía A

Martes: Compra mensual de comida                            Martes: Trabajar

Miércoles: Mandar borrador del proyecto A               Miércoles: Presentar proyecto Q

Jueves:                                                                                Jueves: Resumen para la compañía C”

¿Te sientes identificado con alguna?



Mariela Roxana Colman 11/11/2016 · #5

Pero para eso la modalidad de trabajo que implementa la firma tiene que considerar al ser humano en cada empleado y no solamente a un factor de producción. Estar encerrado todo el día en una empresa no tiende hacia eso sino que es un medio de control y de disciplina social. Si lees a Foucault el compara justamente las escuelas con las fabricas y con las prisiones. El trabajo, aun el que es bajo patrón, debería tener modalidades de prestación mas flexibles y adaptables a las necesidades de los empleados también. En mi país siempre que se propone flexibilización laboral se refiere a las remuneraciones, a bajar los aportes patronales a las cajas jubilatorias o cosas por el estilo; nunca escuché que se pretendiera flexibilizar a favor de los trabajadores y hoy en la mayoría de los empleos eso es perfectamente posible, justamente gracias a la parte positiva de las nuevas tecnologías.

+2 +2
Marco Bensión Alonso 11/11/2016 · #4

#3 No te falta razón, estamos divididos en dos generaciones. La tradicional y la moderna.
Es verdaderamente complicado trabajar para otro que no sea nosotros mismos, por eso cada vez se dura menos en los puestos de trabajos. Hoy en día, nos tenemos que identificar con las marcas con las que trabajamos para poder ser algo medianamente feliz.

+1 +1
Mariela Roxana Colman 11/11/2016 · #3

#2 Es que a nosotros también nos tocó enfrentar un mundo totalmente distinto al de nuestros padres. Nosotros vimos surgir las nuevas tecnologías y apoderarse estas del mercado laboral en 5 minutos contado en tiempos históricos, y la gran mayoría (entre la que me cuento) no estábamos ni remotamente preparados para eso. En la escuela secundaria a mi me ensañaban todavía caligrafía y mecanografía tocaba con con maquinas de escribir del siglo IXX! Pero aparte de eso, tampoco lo hubiera logrado en tiempos de mi padre . No me banco estar encerrada en una oficina o en una fabrica 8 horas diarias durante toda mi vida trabajando para enriquecer a otro. No he visto que ese modelo hiciera feliz a mi padre sino todo lo contrario.

+2 +2
Marco Bensión Alonso 11/11/2016 · #2

#1 Aparte nuestra generación es muy diferente a la generación de nuestros padres. Nosotros no tenemos un molde fijo, nos movemos constantemente y nos adaptamos en diferentes puestos. Nos movemos y cambiamos según avanza el mundo.

+1 +1
Mariela Roxana Colman 11/11/2016 · #1

Por mis características personales siempre he preferido ser freelance. El modelo de trabajo bajo patrón lo conocí en mi padre y no me gustó nunca.

+2 +2