margarita Mendez in Profesores y educadores, Escritores, Redes Sociales asesor al cliente • cantv Jun 24, 2019 · 1 min read · +200

Eres y seguirás siendo tú.

Fuimos dos personas, que se cruzaron en un camino que no debió existir, que por la crueldad del destino nunca estuvieron destinados a estar juntos, dos almas unidas por un mismo sentimiento; porque permitir que nuestras almas se acariciaran si nunca nuestras manos lo harían, y así día a día me regalaste besos desde el fondo de tu alma, ese que acelero mi corazón pero que siempre me dio calma, me regalaste uno que agito mi respiración; ese que después de dármelo me dijeras, valió la pena.

Por qué? Decirme que eras de mí y yo de ti, si después te ibas a marchar sin despedidas, si la distancia para ti era un gran obstáculo nunca debiste darle alas a mi alma para que hacía a ti violara, porque así como se las diste también se las cortaste, por que? engañaste mi corazón para después dejarlo roto, cual vaso de cristal partido en mil pedazos.

Siempre dijiste que no habría distancia cuando existe el verdadero amor, sin embargo lo tuyo fue enamoramiento, decir te amo cuando no salía de tu corazón, decir que era la persona que querías en tu vida, si sabias que no estabas dispuesto a cruzar tierra, mar y cielo para poder estar juntos.

Me regalaste caricias que nacieron del alma diciendo que serían perennes porque el alma nunca muere, que desde el fondo de tu corazón gritarías mi nombre aunque te callasen; te escribí rimas, versos que creíste que eran flechas envenenadas que a tu corazón y alma habían dejado enamorada.

Donde quedaron las promesas los paseos a la luz de la luna, los sueños a la orilla del mar, pasear por ese hermosos sendero donde me dedicaste un día el cantico delos grillos en la madrugada, o caminar bajo la lluvia a la dulce espera de la salida del sol para admirar ese hermoso arcoíris que deja el roció al caer.

Yo no sé qué me escribiste...una rima un verso Con una flecha envenenada, que a mi corazón y alma dejaron enamorada.

M.Mend
Venezuela 2019

D.R.D.A.

Eres y seguirás siendo tú.