margarita Mendez in Las Reflexiones de hacen pensar, Coaching, Escritores asesor al cliente • cantv Sep 12, 2020 · 1 min read · +100

La parábola de la oruga.

Una oruga en un jardín devoraba hojas y crecía muy rápido, un día una niña la encontró y la observaba en su rutina diaria, ella mira al padre y le pregunta, que será de esa oruga cuando crezca?, el padre respondió, ella será una bella mariposa.
Una mañana fue otra vez al jardín y vio que la oruga estaba dentro de un capullo y volvió a preguntar a su padre, y ahora que pasará?, el padre le respondió, dale tiempo y verás.

Y así pasaron los días y una mañana la niña observa que el capullo se estaba abriendo y se sentó a contemplarla, pasaba el tiempo y ella veía que la mariposa luchaba pero no podía salir, preocupada vuelve a su casa para buscar algo para ayudarla y trae una tijera dispuesta a abrir el capullo y liberarla.

Su padre que la observaba esperó un momento y cuando ella se disponía a intervenir le dijo, hija deja que luche por liberarse eso la hará fuerte, mientras mas luche más fuerte serán sus alas.

Solo recuerden que la vida siempre tendrá altos y bajos, a veces debes dejar que las personas luchen por superar los obstáculos, eso fortalecerá su carácter, cada día tenemos una prueba diferente y si alguien nos da la solución siempre, jamas seremos fuerte para resolver los problemas que se nos presenten.

Puedes observar, puedes acompañar, sin embargo debes dejar que cada uno busque la solución a sus conflictos, la vida jamás será vida si no trae un conflicto por delante, eso es lo que te hará cada día más fuerte.
El ser humano necesita una partera para nacer la oruga lucha sola para salir de su capullo.

M.Mend.
Venezuela 2020.
 La parábola de la oruga.