MARIA CARMEN CARAYOL GARCIA en Abogados jóvenes y pasantes., Emprendedores y Empresarios, Oficios y profesiones Abogada • TTAUS ABOGADOS 6/10/2016 · 1 min de lectura · +500

Abogados (jóvenes) y emprendedores.

Abogados (jóvenes) y emprendedores.

Los abogados no se diferencian del resto de los emprendedores a la hora de iniciar su negocio, y cometen los mismos errores que el resto de los mortales que tiene un oficio y se lo monta por su cuenta. Por eso conviene tener presentes los siguientes puntos:

1.- Asume desde el principio que levantar el negocio te va a costar. Podemos discutir cuánto, pero te va a costar tiempo y, en consecuencia, dinero. Una oficina que rinda (física o virtual) no es cosa que se materialice de la noche a la mañana.

2.- Mientras no despegue tu negocio necesitas colchón económico, asegúratelo.

3.- Cuando tengas trabajo debes estar trabajando y cuando no lo tengas debes estar buscándolo. Y yo aún diría más dedica un parte de tu jornada a trabajar en lo que ya tienes, y otra a trabajar en lo que todavía no tienes pero quieres: diseña nuevos servicios para tus clientes, haz lo preciso para tener más clientes, aprende más de lo que ya sabes, dedica un tiempo a desarrollar habilidades personales; son cuatro ejemplos.

4.- No compitas en precios, compite en calidad. Ya sé que al principio es difícil, sobre todo porque aquellos que acaban de empezar no están seguros de los precios que quieren cobrar por sus servicios, aunque lo que les pasa es que no se atreven a valorar su trabajo; cosa que es hasta cierto punto lógica, por ahí hemos pasado muchos. Y daría una idea: el precio debe de estar en función del servicio, y ya hemos convenido que el servicio debe de ser muy bueno. Valora una hora de tu trabajo (teniendo en cuenta todas las variables que tienen que ver con esa hora) y en función de esa valoración podrás determinar muy fácilmente los precios a fijar por tus servicios.

Eso para empezar, más adelante habrás perdido el miedo y habrás introducido otras variables en la ecuación.

5.- Quítate los complejos. Las personas que acuden a ti tiene problemas, quieren que les quites un dolor, ese es tu trabajo, no importa el cómo, siempre que sea ético, más bien me refiero a que seas creativo y pases de un salto la barrera de lo convencional.

Bonus: tienes otra opción, la de trabajar por cuenta ajena. Pero valora si quieres contribuir a realizar los sueños de otro o los tuyos propios. Y si esto te parece una frase hecha, te convido a que me sigas, otro día te hablaré de las razones que llevan a alguien que esté al frente de un negocio de servicios jurídicos, a contratarte. De las razones por las cuales tú le haces un trabajo y él te paga un dinero que tú gastas.



#1 gracias Victor. Me dan fuerza tus ánimos en esta aventura de compartir material basado en experiencia propia.Aún estoy puliendo el estilo -:)))

0
Victor Chertkov 16/10/2016 · #1

Muy buen post @MARIA CARMEN CARAYOL GARCIA! Claro, consistente, útil. Aunque no soy (ni seré nunca :) abogado, me gustó tu estilo y la claridad. Gracias y un gran abrazo!

0