María Gualotuña in Directors and Executives, Profesores y educadores, Social Media Manager Teacher Online • Our Voices in English Oct 4, 2019 · 1 min read · 1.1K

Es tiempo de subir de nivel

MEJORAR TU NIVEL DE ENERGÍA

De algo de lo que sí me he dado cuenta es que nada ocurre instantáneamente, de que lo que haces hoy te pasará factura en un tiempo.

No sé si alguna vez has tripulado un velero. Cuando navegas, te das cuenta de que al virar el timón, el movimiento del barco no es instantáneo, existe un retraso entre el momento en el que giras, y el momento en el que el barco toma el rumbo que tú quieres.

Con nuestra energía nos pasa igual, todo va con un poco de retraso, lo que haces ahora no te afecta instantáneamente.

Esto quiere decir que si hoy tomas por ejemplo un antibiótico para curarte de una gripe galopante, seguramente los efectos negativos los comprobarás al tiempo, no al día siguiente. Toda la microbiota que ha desaparecido de tu intestino y que tanta falta te hace para sentirte bien, acabará por hacer que te sientas peor e incluso que puedas caer en una depresión bastante severa. Lo que ocurre en tu intestino afecta más de lo que crees a tu estado anímico.

Bajo mi punto de vista, cuando queremos mejorar nuestro nivel de energía, tenemos que recurrir una vez más a nuestros cuatro planos o dimensiones.

En un plano mental, nos ayuda a mejorar la energía personal todo lo que tiene que ver con tener la mente sana, con tener metas, objetivos y sobretodo paz mental. En la medida en la que tu mente y tu vida están ordenadas, mejorará tu energía.

En un plano físico, todo lo que aumente tu energía física te ayudará a sentirte mejor (¡y generará endorfinas!).

¿Practicas suficiente deporte?, ¿En qué medida el ejercicio y movimiento en tu vida?

Todo lo que afecte a tu cuerpo va a afectar a tu energía. La alimentación toma un papel más importante de lo que parece, tomar menos alimentos procesados, hidratos de carbono simples, azúcares, alcohol y otros, hará inevitablemente que tu cuerpo esté más saludable, y por lo tanto tu nivel de energía.

Además, en este plano físico o corporal, descansar correctamente es fundamental. Así que no pueden faltar en mi vida mis 7-8 horas de sueño, aunque para ello tenga que decirle a un buen amigo que no voy a quedar a cenar o cancelar unos cuantos eventos con mis clientes. Primero hay que dormir, para poder dar lo mejor de ti mismo/a al día siguiente.

En un plano emocional, lo primero que me parece fundamental para aumentar la energía es haber trabajado todo lo que puedas contigo mismo, a través del crecimiento personal.

Dedicar varios años a tu crecimiento personal va a hacer que te encuentres «más fuerte» a nivel emocional/energético para afrontar dificultades.

Sin bienestar emocional es difícil que haya energía positiva en tu vida.

Por último para lograr un mayor nivel de energía también necesitamos conectar con el sentido de lo que hacemos. Por ejemplo, a través de mi trabajo sé que puedo ayudar a los demás a transformar sus vidas y sus empresas. Eso, me pone mucho las pilas. Pero no tenemos que dedicarnos a lo que yo hago para sentir que contribuimos, todo el mundo contribuye de alguna forma al bienestar de otros. La persona que pone un café, la que limpia una oficina, la que te lleva en autobús. Y contribuir siempre es bueno para tu nivel de energía.

Podemos hacer lo que hacemos, o podemos hacer lo que hacemos mientras sentimos que contribuimos.

Es tiempo de subir de nivel