Maria Oslara en Mensajes para recordar/Messages to Remember, beBee en Español, Oficios y profesiones Global Brand Ambassador • beBee 13/10/2016 · 1 min de lectura · 2,0K

El elefante y la soga.. Historia con moraleja

Esta história me gustó mucho, espero que a vosotros también..

Mientras alguien paseaba por el zoológico, se detuvo confundido al darse cuenta de que a los elefantes sólo los retenían con una delgada cuerda atada a una de sus patas delanteras, sin cadenas ni jaulas. Era obvio que los elefantes podían romper la soga que los ataba en cualquier momento pero, sin embargo, por alguna razón no lo hacían. Se acercó a un entrenador en busca de respuestas y éste le dijo:

"Bueno, cuando son muy jóvenes y mucho más pequeños, usamos una soga del mismo tamaño para atarlos y, a esa edad, es más que suficiente para retenerlos. A medida que crecen -prosiguió el entrenador-, siguen creyendo que no pueden escapar; creen que la soga aún los retiene, así que nunca intentan liberarse."El elefante y la soga.. Historia con moraleja

La persona quedó boquiabierta. Los elefantes podían liberarse de sus ataduras en cualquier momento pero porque creían que no podían ni siquiera lo intentaban, y eso era suficiente para mantenerlos paralizados.


MORALEJA


Al igual que los elefantes, nosotros solemos sostener firmemente la idea de que no podemos hacer algo simplemente porque hemos fallado una o dos veces.

A este efecto negativo de algo se le conoce como Efecto Pigmalión: cuando alguien cree que no es capaz de lograr cierto objetivo, su autoestima disminuye y, en consecuencia, deja de intentarlo y se vuelve menos capaz de lograrlo. Cualquiera que tenga autoestima (alta o baja) lo entenderá. Por ejemplo si tu tienes tu autoestima alta sabes que no te das por vencido tan fácilmente, si fracasas en algo siempre lo intentas de nuevo hasta que lo logras, tratas de cumplir siempre tus metas. Por otro lado, si tienes poca autoestima te conformas con lo que tienes y nunca o pocas veces aspiras a más, eres sumiso(a) y no tienes iniciativa.


Pero bueno, volviendo al tema, existe tambien un Efecto Pigmalión Positivo: que se aprecia cuando la persona tiene fe en si misma o en su destino (aunque sea incapaz); en estos casos, la autoestima aumenta, la persona se esfuerza más y mejora su capacidad para lograr su objetivo.


Por supuesto, los elefantes no saben eso -tampoco saben que Pigmalión fue un personaje mitológico que se enamoró de una estatua de su propia creación-. Pero nosotros (ahora) sí, y la próxima vez que nos encontremos frente a una situación difícil, de "no puedo" podamos recordar a un elefante atado a una delgada soga casi imaginaria de la que, evidentemente, si lo intenta logrará liberarse.



Una frase muy acertada @Maria Oslara 👍👍👍

+2 +2
Maria Oslara 13/10/2016 · #7

#6 Tienes razón Ruth.. hace poco publiqué esta frase que encontré relacionada con lo que acabas de decir: https://www.bebee.com/content/839418/823358

+1 +1

Hay muchos tipos de cadenas. Las del "no puedo" como tu comentas, y también las cadenas sentimentales que nos atan a nuestra pareja, a nuestro hogar, a nuestra ciudad. Son las cadenas del no saber estar sólo, del miedo a descubrir lugares nuevos por eso de "más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer", dicho que considero toda una equivocación, porque te hace perder la oportunidad de conocer muchas cosas buenas. Las cadenas de la seguridad en el trabajo, que no te permiten explorar otras posibilidades. Cualquier cosa que te ate y no te deje volar, es una cadena.

+3 +3
Pedro Gómez 13/10/2016 · #5

Nuestras cadenas siempre han sido mentales, como lo son las soluciones para las mismas. Gracias por tu post @Maria Oslara

+3 +3
Maria Oslara 13/10/2016 · #4

#2 Gracias Cristina!!

+1 +1
Maria Oslara 13/10/2016 · #3

#1 Gracias por comentar José Ramón, todos llevamos cadenas que, a veces son muy difíciles de romper.

+1 +1
Cristina Ballester 13/10/2016 · #2

Mi padre siempre me contaba esa historia, desde pequeñita. Me ha encantado leerla! Un beso

+3 +3
José Ramón López 13/10/2016 · #1

Muy interesante @María Oslara . Solemos llevar muchas cadenas atadas en forma de miedos y prejuicios por experiencias pasadas. El ser humano puede aspirar a quitárselas.

+2 +2