Mariela Roxana Colman en Las Reflexiones de hacen pensar, beBee en Español, Escritores Abogada • Abogada en Cuenta propia. 10/11/2016 · 5 min de lectura · +300

PRIMER PARCIAL DE FILOSOFÍA (CBC)

PRIMER PARCIAL DE FILOSOFÍA (CBC)


SIGNIFICADO DEL MITO COMO RECONSTRUCCIÒN DEL MUNDO

    Un mito (del griego μῦθος, mythos, «relato», «cuento») es un relato tradicional que se refiere a acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios, tales como dioses, semidioses, héroes, monstruos o personajes fantásticos. Se trata de un modo de conocer pre-racional y una forma de Ser del hombre en el mundo que lo rodea.

Características : - Constituye la historia de los entes supremos (seres mitológicos); Se lo considera absolutamente verdadero y sagrado; es un paradigma de los actos humanos significativos (forma de actuar); se refieren a la creación y origen de las cosas por lo tanto implica una cosmogonía; segùn Giambattista Vico (1668/1744) el mito oculta una verdad histórica.

La construcciòn del mito responde a una necesidad humana de bùsqueda de seguridad frente a los acontecimientos o fenòmenos naturales que se presentaban de manera imprevista y asombrosa en un tiempo y lugar històricamente lejano. La historia del surgimiento del mito tiene dos momentos :

    A- Primer momento del Mito : Se trata de un primer momento evolutivo donde todavía no existe la Conciencia individual por lo tanto "el hombre es uno con las cosas" sin división, sin noticia de la existencia de un otro o de algo distinto de su persona. En un momento històrico hipotètico el hombre se hallò solo en el cosmos sin la oposiciòn de Dios ni de la Naturaleza, por lo tanto sin conflicto. Se trata de un tiempo hipotètico de puro estado de "armonìa dentro del Cosmos", momento del bien-estar, "edad de oro" o segùn algunos, un momento de mera animalidad.

Dentro de la tradiciòn griega la historia del hombre era eterna por lo tanto en este sentido no puede ubicarse un comienzo alguno a este perìodo de comun-uniòn. La construcción del mito en este momento responde a una necesidad humana de búsqueda de seguridad frente a acontecimientos o fenómenos naturales que se presentaban de manera imprevista y asombros rompiendo en algún sentido esa Comunión anterior y generando los subsiguientes temores ante lo desconocido .

En este momento se considera que la manera de comunicarse entre los hombres era a través de sonidos llamados "fonemas" requeridos de la presencia efectiva para poder cumplir su función comunicativa frente a la ausencia de lenguaje simbólico o de signos representativos, capaces de cumplir su función comunicativa aun en ausencia.

PRIMERA EMERGENCIA DE LA CONCIENCIA

    B- Segundo momento del Mito : En algún momento históricamente remoto, cuando estaban dadas las condiciones, ya sea por soplo divino o por ley de evolución, surge la conciencia del mundo y el hombre se da cuenta de algo, que el mundo es "un otro" distinto de su persona. Toda conciencia implica un contenido determinado. En este momento el hombre se da cuenta que no està solo en el cosmos sino que ademàs y en frente de èl existen la naturaleza y los Dioses. Este dar-se-cuenta de "lo otro" y del tiempo de antes, determina el comienzo del Relato del mundo y de su historia.

Esta concepción de la existencia (ex-istire) de un otro determina la salida del estado de común unión y, por lo tanto el hombre debe relacionarse con estos otros desde el desamparo, sin refugio y sin leyes. El hombre padece angustia por salir de la comunión, siente nostalgia o añoranzas del bien-estar del pasado y anhela reparar, regresar.

La primera solución al conflicto de la ex-istencia es un Ritual mítico que en esta etapa, todavía tal vez anterior al lenguaje hablado, se trata solo de una praxis, de algo que se hace por que se cree que si se hace se retrotraerían las circunstancias al estado anterior al evento considerado dañoso que representa la pérdida del hipotético "estado de gracia" anterior. La existencia del Ritual implica el surgimiento de Mito propiamente hablando.

    Ritual : Representa una solución que encuentra el hombre para el problema de la existencia, consiste en una primera etapa mas que nada en un "hacer algo" porque el hombre mítico realmente tiene la creencia de que puede volver al pasado. El filósofo e historiador de las religiones Mircea Eliade escribió "El mito del eterno retorno", aplicando el concepto a lo que ve como una creencia religiosa universal en la capacidad de volver a la edad mítica (edad de oro) a través del mito y el rito. Describe un proceso (distintamente no espontáneo) que depende del comportamiento humano y que es abarcativo mucho màs que de la nociòn del eterno retorno concebida solo como un proceso matemáticamente inevitable.

    Fiesta Mítica : Implicaba una fuerte estratificaciòn y división del tiempo y del espacio. El tiempo era entendido como dividido en tres perìodos : Tiempo profano (de preparaciòn), Tiempo sagrado (fiesta mìtica) y Tiempo consagrado (momento del Ritual). La consagraciòn implica el momento de culminaciòn donde se suponìa la vuelta de la comùn-uniòn, el regreso del bienestar.

El espacio se dividìa circular y centrìpetamente en Espacio consagrado (lugar donde se hacìa el ritual), Espacio sagrado (en derredor del consagrado) y Espacio profano (afuera del cìrculo). El espacio consagrado se elegìa por haber sido el lugar donde habìa sucedido alguna hierofanìa, entendièndose por ese tèrmino el lugar donde se habìa verificado la ocurrencia de algùn fenòmeno extrarordinario culpable de haber roto la armonìa constante de la naturaleza, por ej. la caìda de un rayo. Esta hierofanía infunde temor porque representa "lo desconocido", "lo diferente", "el misterio", determina un sujeto que es sometido a ese temor y que pretende apaciguarlo con ofrendas, sacrificios o danzas según cada cultura.

Sujeto del Ritual : El sujeto del ritual siempre es comunitario, aunque quienes concurran al ritual no sean siempre los mismos individuos. En este sentido la divisiòn espacial se reflejaba en las relaciones de poder puesto que el centro o espacio consagrado representaba el lugar de poder dentro de la comunidad. A su vez quienes participaban del ritual se dividan en Iniciados (admitidos en la participación de los misterios), Neófitos (conversos recientes) y aquellos no concurrentes.

IMPORTANCIA PARA EL MUNDO ÉPICO DE LA INVENCIÓN DE UNA GENEALOGÍA

    A- Paso del Mito al Logos (razón) : La reiteración de los rituales comienza a demostrar la ineficacia de los mismos, a su vez el hombre comienza a dar-se- cuenta del concepto de finitud, de limite y de su propia muerte, conocimiento que le resulta intolerable. El hombre quiere hacer algo para trascender. La conciencia en el hombre de su de propia finitud implica el trànsito de una concepciòn cìclica a una concepciòn lineal del tiempo.

En un momento històrico determinado entre el mito y el logos se considera que comienza el lenguaje, aunque se desconoce la fecha cronològica aproximada en la cual la humanidad diò el salto evolutivo hacia la palabra hablada. Para entonces ya existìa ademàs de la palabra, la cultura, la economìa, las clases sociales, etc.

SEGUNDA EMERGENCIA DE LA CONCIENCIA

    Logos : Se traduce como Razón; Racionalidad; Verbo, Acción; Palabra; Método. El momento del surgimiento del Logos se considera como el momento del surgimiento de la épica. La conciencia deviene en razón porque sabe de si misma (razón) y porque sabe que sabe (reflexión). En el mundo épico todavía no hay un razonamiento filosófico.

    Mundo Épico : Como un efecto del darse cuenta de los límites surge la concepción lineal del tiempo y el comienzo de la historia de la humanidad. El hombre pretende trascender su propio fin y para esto necesita ser recordado por algùn hecho notorio, por alguna batalla o por alguna hazaña ejecutada de manera individual. Quien realiza una hazaña o una epopeya es el héroe, quien lleva acabo un acto extra-ordinario que lo distingue frente al resto de la comunidad y que distingue un momento de su vida en relación con el resto de la misma, el momento heroico, entendido también como una praxis, un hacer.

El héroe épico se inventa una genealogía de origen divino para diferenciarse de los demás hombres ya que ésta no puede ser de orìgen natural, ubicándose en un rango jerárquico más alto al poseer ascendencia divina (ya sea por parte de un dios o semi dios). El diferenciarse de los otros hombres, le permitirá al héroe obtener la aprobación ajena para realizar un acto heroico siendo naturalmente capacitado de acuerdo al poder que posee por descender de un Dios. Para lograr este objetivo también debe elevar Dioses desvinculándolos de la naturaleza y diferenciándolos de ésta, pues en caso contrario su origen sería natural. Es decir que los Dioses quedan ubicados por encima del hombre épico, quien queda ubicado sobre la naturaleza.

El poder de determinar quien es el hèroe y quien no lo es dentro de una comunidad implica el poder de precisar quien permanecerà en la ex-istencia y quien no. Aquí los poetas tendrán un papel importante y determinante, ya que estos se considerarán los intérpretes de los Dioses a través del relato de los mitos, entonces serán ellos quienes se arrogan el poder de determinar las genealogías de origen divino y, por lo tanto, eran los encargados de cantar también a seres humanos que, como descendientes de los Dioses, protagonizaban las epopeyas. Entre éstos se puede citar a Homero en el S IX A.C. con sus relatos de batallas épicas y Hesíodo en el S. VIII A.C, quien escribe la "Genealogía de los Dioses", donde relata la ascendencia de cerca de 3000 Dioses más uno desconocido.

TRES DIFERENCIAS ENTRE LA ONTOLOGÌA PLATÓNICA Y LA ARISTOTÉLICA

    A- Platòn : Sostiene un dualismo radical donde el hombre esta constituido por dos entes diferentes : el Alma y el Cuerpo. Entre estos existe una uniòn meramente accidental, casual y, hasta antinatural ya que el cuerpo es como una prisiòn para el alma y un obstàculo para el conocimiento del mundo inteligible. Por el contrario Aristòteles sostiene que entre ambos se produce una uniòn sustancial ya que si uno de ellos faltara no existirìa la sustancia llamada hombre. Para Aristòteles el cuerpo es una materia y el alma la forma substancial. Si el cuerpo muere el alma deja de existir.

Platón divide metafísicamente en dos al mundo postulando la existencia de un Mundo Inteligible o Mundo de las Ideas que es el Mundo del Ser gobernado por el criterio de Verdad y solo accesible al conocimiento verdadero o Episteme; este mundo a su vez se divide en Mundo del Entendimiento (diànoia) gobernado por las ideas matemàticas y un Mundo de la Inteligencia (noèsis) gobernado por las Ideas morales o metafìsicas. Luego y mas abajo existe el Mundo Sensible o Mundo de los Cuerpos que es el Mundo del No Ser gobernado por el criterio de Falsedad y accesible al conocimiento falso de la Doxa u opinión; este mundo se divide en mundo de la imaginación (eikasìa) poblado por imágenes y mundo de la creencia (pistis) poblado por seres y cosas sensibles. En la cúspide preside el sistema la Idea Metafísica del Sumo Bien que es el bien común.

Como realista ontológico y gnoseològico Platòn cree que existen los entes reales que son las Ideas, conocibles mediante la Episteme. Para Aristòteles lo real es la sustancia. Para Platòn las Ideas tiene las siguientes propiedades : Son Eternas; Son Inmutables; Son Únicas; Son Modelos; Son Objetivas; Son Universales y Necesarias; Son realidades; Son Perfectas. Los Cuerpos en cambio son Temporales; Mutables; Múltiples; Copias; Subjetivas; Particulares y Contingentes; Fenomènicas e imperfectos.

    B- Aristòteles : Se opone al intelectualismo moral que Platòn admite en términos generales. Segùn Aristòteles el Bien no reside tanto en la adquisiciòn de conocimientos como en la adquisiciòn de hàbitos racionales de vida. Tambièn se opone a Platòn en la idea de la existencia de un Bien absoluto y ùnico (bien comùn), ya que piensa que cada tipo de seres tienden por su naturaleza a un bienestar que le es propio. En el caso del hombre ese bien consiste en autorrealizarse como ser dotado de razón, pero ese bien no podemos establecerlo mediante formulas matemáticas válidas para todos por igual.

Como Platòn Aristòteles es un realista ontològico y gnoseològico, pero discrepa sobre la entidad de lo real. Aristòteles sostiene que lo real es lo sensible (captable a travès de los sentidos) y rechaza la duplicaciòn platònica del mundo. La sustancia en Aristòteles es compuesta por dos principios ontológicos : Materia y Forma (hylemorfismo). La materia es aquello con lo cual esta hecha la cosa pero la materia pura es impensable e incognoscible (principio de indeterminación); la Forma es lo que hace que una cosa sea lo que es distinta de otra, la forma es lo que determina a la materia (principio de determinación). Los dos principios materia y forma se captan en el aquí y ahora pero no alcanzan para explicar el cambio ni el movimiento, por eso agrega dos principios mas : Acto y Potencia. La Potencia implica la posibilidad de cambio en la sustancia, el Acto implica actualidad y potencia ya devenida. Los cuatro principios ontológicos se dan al mismo tiempo en las sustancias sensibles.

Para Aristòteles solo hay un mundo, el mundo de las cosas o sustancias primeras que equivale al mundo sensible de Platòn. En cada una de ellas se realiza una esencia, forma o naturaleza individual, que es aquello permanente en las cosas y, por lo tanto, es lo que hace posible el conocimiento científico. Asì por ej. una margarita es una sustancia primera que como ser individual nace y muere, sin embargo las margaritas como especie no desaparecen. A la especie, que coincide con las ideas o formas platónicas, la llama Aristòteles sustancia segunda.

Aristòteles rechazó la existencia de ideas innatas o ya sabidas al nacer y, por lo tanto, rechazó la teoría de la reminiscencia de Platòn según la cual conocer consiste en recordar sin embargo mantuvo la distinción del conocimiento en Sensible e Intelectual. Negò por lo tanto la ontologìa de Platòn pero mantuvo su gnoseologìa. Segùn Aristòteles todo nuestro conocimiento comienza con la percepciòn sensible, las ideas son el resultado de una elaboraciòn realizada por el entendimiento a partir de los datos que nos proporciona el conocimiento sensible. Solo el entendimiento nos permite conocer la naturaleza esencial de las cosas, la diferencia es que para Platòn las ideas existen separadas en un mundo inteligible mientras que para Aristòteles existen como forma de los seres individuales y concretos.

ANÁLISIS DEL CONCEPTO DE REALIDAD EN PLATÒN A PARTIR DE LOS TÈRMINOS SUBRAYADOS

(El joven Sócrates se dirige al viejo Parménides e intenta precisar su “Idea” de las Ideas: “Estas ideas de las que hablamos existen a título de modelos, de “paradigmas”, en la eternidad de la naturaleza, respecto de los objetos que se les parecen y que son reproducciones de aquellas; y esta participación que los otros objetos tienen en las Ideas, no consiste sino en ser hechos a su imagen”). Platón, Parménides en Chatelet, F (1992), Una historia de la razón, Bs.As, Nueva visión.

    La realidad inteligible es para Platón, el verdadero ser, siendo las Ideas lo real y lo susceptible de un verdadero conocimiento o Episteme, mientras que la realidad sensible se encuentra en un constante devenir, transformación o cambio por lo tanto nunca se podrá decir que los cuerpos sensibles sean verdaderamente reales. Tampoco los cuerpos sensibles son susceptibles de conocimiento verdadero sino que resultan producto o de la imaginación o de una creencia es decir que solo son conocibles mediante la opinión (doxa).

Las ideas, en cuanto son el término de la definición universal, representan las esencias de los objetos de conocimiento, o sea aquello que se comprende en el concepto. Estas Ideas o esencias subsisten independientemente de que sean pensadas o no, son entidades cuya existencia es real e independiente respecto del sujeto que las piensa y del objeto del que son esencia. Estas ideas, al ser esencia de los cuerpos del mundo sensible, son el modelo o arquetipo de las cosas, por lo que los cuerpos de la realidad sensible son entonces una mera copia o reproducción, imitación, de las Ideas.

(Por lo demás este tema ya fue desarrollado mas arriba).


    Bibliografìa

- CARPIO, Adolfo (1995) "Principios de Filosofìa, Una introducciòn a su problemàtica", Ed. Glauco, Buenos Aires, Argentina.

- ANTOLOGÍA DE TEXTOS FILOSÓFICOS, Cátedra Merlo (2011), Selección de textos de los autores relacionados con el programa de cursos en el CBC.



Julio Angel Lopez Lopez 10/11/2016 · #1

Magnifico.
Gracias Mariela.

0