Marlon Molina en Directivos y Ejecutivos, Estudiantes y Universitarios, Informáticos Director Computerworld University • IDG Communications 5/7/2016 · 1 min de lectura · 2,0K

3 Mentiras del contenido en la estrategia SEO







3 Mentiras del contenido en la estrategia SEO

Hace unas cuantas semanas asistí a un curso de SEO para "aprender" a escribir, posicionar y en fin, hacer que el contenido que escribo se vea mejor, o se encuentre mejor, según la perspectiva.

El curso en realidad podría llamarse "escribir para Google", Me ha molestado muchísimo. El hecho es que la posición dominante que tiene el buscador de Google hace que toda acción se haga pensando en que "a Google le guste". De hecho esa frase se repitió cada dos minutos, y si no en formas similares como "eso a Google no le gusta". 

Pero otra lección que me llevé, es que incluso los expertos siguen engañándose con algunos principios que deberían ser y no son. Por ejemplo, 3 mentiras que nos dicen y nos decimos con la esperanza de que sean ciertas:

1. El contenido es Rey. Lo siento pero no, el contenido es una excusa cuando existe, y si no existe con el título y una frase ya "vamos posicionando las palabras clave", y por supuesto haciendo perder el tiempo a los usuarios que dan clic en los enlaces pensando que Google les mostrará un contenido real.

2. Google premia el contenido original. La verdad es que Google no sabe quién es el dueño del contenido, y creo que tampoco le importa. Tanto es así, que hay mucho usuario (personas y empresas) que copian pero posicionan mejor con técnicas, y por lo tanto salen siempre los primeros.

3. Google reconoce la relevancia del contenido. No hay procesos de inteligencia en la búsqueda de contenido, de hecho la recomendación es escribir mencionando muchas palabras clave, y si es el caso una de ellas muchas veces, así Google "creerá" que el contenido contiene un profundo análisis de la temática.

Por supuesto estas son mis propias reflexiones, y no corresponden a las enseñanzas del profesor, por eso digo que nos seguimos engañando. E mi blog comento un poco más en detalle.