Marta Navarro Saiz en Lugares del mundo, Barcelona, hablando de viajes Marketing Manager • Grupo AM 9/11/2017 · 1 min de lectura · +600

Búnkers del Carmel: una panorámica de Barcelona desde las alturas

Búnkers del Carmel: una panorámica de Barcelona desde las alturas

“Nada sucede por casualidad, en el fondo las cosas tienen su plan secreto, aunque nosotros no lo entendamos”.
Carlos Ruiz Zafón, Barcelona.

A veces, sólo es cuestión de perspectiva. Hay ocasiones en las que, simplemente, tenemos que tomar distancia para ver mejor la realidad. Alejarnos para acercarnos un poquito mejor. Siempre he pensado que, los mejores rincones de las ciudades, muchas veces no están en ellas: si no fuera, en las alturas. En aquellos lugares donde reina la calma y puedes disfrutar de un sitio sin que éste lo sepa: observarlo vulnerable a hurtadillas mientras te muestra su cara más oculta y, también, la más sincera. Desde donde intuyes miles de vidas cruzarse con historias paralelas que tal vez, jamás lleguen a colisionar. O sí, y entonces surja la magia.

Desde arriba, la ciudad parece impenetrable pero está más desnuda ante ti que nunca. Te muestra su historia a través de sus rasguños y cicatrices y te cuenta qué le preocupa o con qué sueña. Pero además, desde lo alto, la puedes escuchar cantar, saber a qué huele… creer que la dominas y, sin embargo, darte cuenta de lo pequeño e insignificante que eres para ella. Que tú pasarás y la pisarás, que la reirás y llorarás, que la sentirás tan parte de ti como si fuera tuya. Pero que cuando te vayas, seguirá estando allí, dispuesta a ser el escenario de nuevas páginas en blanco. Como siempre.

UNA BARCELONA DE VÉRTIGO

Nunca he vivido en Barcelona en el sentido literario de la palabra pero sí en el figurado: no he residido allí (de momento), pero es una de esas ciudades en las que he vivido tan intensamente como si fuera mía en cada visita fugaz. Por ello, en esta Barcelona que parece que vuela, nada me apetecía más que observarla con los ojos de un gigante durante mi última escapada.