Marta Navarro Saiz en Lugares del mundo, Las Reflexiones de hacen pensar, hablando de viajes Account Manager • Smartup 6/6/2018 · 1 min de lectura · +100

Estamos de celebración: ¡YSIFLY cumple su primer año!

Estamos de celebración: ¡YSIFLY cumple su primer año!


Hoy hace un año que dije que me dije a mí misma que sí, que ese ¿y si…? sólo podía tener una respuesta afirmativa. Hacía demasiado tiempo que me rondaba la mente pero siempre había algún obstáculo que me impedía avanzar. Hasta que un seis de junio, sin razón aparente, me di cuenta de que las escusas son sólo mentiras que nos decimos a nosotros mismos. Así que me animé, y así, nació YSIFLY.

¿Por qué? Hay muchas razones para ello, pero me quedo con tres:

  • Escribir: me encanta escribir. Para mí un folio en blanco siempre ha sido vértigo y refugio. Los que somos de llevar la procesión por dentro, también acabamos por exteriorizar todo aquello que nos mueve y remueve; unos lo hacen en forma de canción, otros de rabia, los hay que con deporte… y para mí, siempre ha sido en forma de letras. Nunca he sido de poner palabras a mis sentimientos o de levantar la mano cuando me ha hecho falta; más bien de engañarme a mí misma y pensar que sola puedo con todo.
    Por ello, el folio en blanco ha sido y es mi miedo a arrancar, porque cuando eres capaz de poner palabras a lo que te pasa por dentro, lo haces real.  Y a su vez, es consuelo, porque significa ser capaz de poner orden a tu caos interno.
    Y sin embargo, con todo lo que me gusta escribir… apenas lo hacía, o al menos, de forma constructiva (hubo una época incluso que llegué a escribir poesía!). Cuando nació YSIFLY, no tenía muy claro sobre qué iba a escribir, pero sí que sabía a ciencia cierta que quería obligarme a hacerlo.
  • Aprender: trabajo en marketing digital y me encanta lo que hago. Y, si tanto me gusta, es porque nunca dejas de aprender; porque en un mundo (léase sector) que avanza tan rápido, o corres o pierdes la partida. Tener mi propio blog me permitía tener mi as bajo la manga, ser la dueña de mi proyecto y ser yo quien marcara las reglas, sin tener que jugármela con el de un cliente o depender de herramientas o formaciones extra. Si me apetece probar algo nuevo, lo hago aquí. Y si la lío, soy la única perjudicada. No le voy a quitar el mérito a YSIFLY de ser quien me ha enseñado a configurar un blog desde cero con su hosting, a utilizar Google Tag Manager, Google Data Studio… y otras cuestiones más aburridas con las que no me voy a entretener!
  • Tener una carta de presentación: en un principio, esperaba que YSIFLY fuera sólo un reflejo de mi identidad, a nivel profesional. A lo largo de este año, me he dado cuenta de que también es una extensión de mí y una forma de “desnudarme” ante los ojos de quien me lee.

PUEDES LEER EL POST COMPLETO EN YSIFLY