Marta Navarro Saiz en Lugares del mundo, hablando de viajes, Viajes Marketing Manager • Grupo AM 2/12/2017 · 1 min de lectura · +200

Qué ver en Oslo: la puerta de entrada a Noruega [con mapa]

Qué ver en Oslo: la puerta de entrada a Noruega [con mapa]

Hay pequeños rincones del Planeta de los que quedas perdidamente enamorado y otros, por los que pasas fugazmente sin pena ni gloria. Algo así es para mí Oslo, la capital de Noruega.

Si esta ciudad estuviera en otro país, es probable que no tuviera esta impresión o que mi “animadversión” fuera menor. Sin embargo, no puedo evitar decir que Oslo no me gusta y, no lo hace, porque no hace justicia al país que representa. Es apenas una punta del iceberg de todo lo que está detrás. Me explico, hay cientos de lugares con vuelos baratos a los que merece la pena ir a pasar un fin de semana: no ves ni por asomo todo lo que puede esconder ese país y, sin embargo, te llevas una buena sensación de la ciudad. Un aperitivo que te deja con ganas de más y al que le haces una promesa de volver para exprimir cada rincón.

Oslo no es uno de estos lugares. Y, sin embargo, sí que es la puerta perfecta hacia un lugar de ensueño.

Desde mi experiencia, no recomendaría un viaje explícito a Oslo de una semana por ejemplo. Lo que sí aconsejo (sin la menor duda) es un viaje por Noruega en el que Oslo sea una parada de un día donde aprehender cómo es el día a día de uno de los países más avanzados (y caros) del mundo.

Punto de partida de Oslo

He estado tantas veces en Oslo que he perdido la cuenta: durante mi Erasmus en Suecia, fue mi conexión entre aquella vida paralela y el mundo real. Volaba siempre a esa pequeña caja de zapatos que tienen por segundo aeropuerto: Rygge; y cogía el tren desde la estación central hasta Karlstad. Además de todas aquellas veces de idas y venidas en la que aprovechaba para re-conocerlo, re-descubrí Oslo con cada visita que tuve aquel año. De todas aquellas excursiones, esto es lo que me quedó grabado en la retina: