Mel Elices Agudo en Profesores y educadores, beBee en Español, Educación y Formación Redactora de Contenidos • Madres Hoy 18/10/2016 · 2 min de lectura · 3,7K

Cuando la educación se confunde con un título universitario

"Bueno, pues si no tienes un título universitario hoy en día no eres nadie". ¿Sabéis lo peor de esa frase? Que posiblemente, todas esas personas que la expresen a diario pueden que tengan razón. Y no puedo sentir más impotencia al escucharla una y otra vez. 

Me decepciona bastante que todavía en muchas empresas, lo único en lo que se fijen sea en el contenido académico. ¿Tienes dos carreras? Mejor que mejor. ¿Y encima un Master? Entonces eres más que perfecto. Y eres más que perfecto incluso sin tener pasión, emoción e ilusión por un trabajo. 

Hoy en día podemos acceder a casi cualquier tipo de información y formación a través de Internet. Hay muchísima gente por ejemplo que ha estudiado por su cuenta el grado de Psicología (o cualquier otro grado, vaya) con apuntes sacados de la facultad, leído un montón de libros y haciendo los exámenes de la universidad pero que no tiene el título porque no quería entrar en el sistema educativo de nuevo. 

¿Qué ocurre con esto? Que aunque esas personas que no tienen un papel colgado en la pared sean mucho más válidas y tengan mucha más ilusión que las que sí lo tienen, no podrán optar a casi ningún puesto de trabajo a no ser que emprendan por su cuenta. 

La educación está muy alejada de significar tener un título universitario en nuestro poder. La educación es cambiar las cosas, luchar por los derechos, ser responsable, comprometido y enseñar valores para el día a día. La educación es ser consciente de lo que está pasando a nuestro alrededor y no mirar hacia otro lado. 

Vayamonos a mi terreno: la docencia, las aulas y la formación. Quiero que penséis en una cosa. ¿Cuántos maestros y profesores creéis que hay en las aulas sin querer estarlo, sin emocionarse y sin inspirar absolutamente nada a sus estudiantes? Hay que pensarlo bien. Pero hoy la respuesta os la doy yo: desgraciadamente bastantes. 

Cuando la educación se confunde con un título universitario

Bastantes centros educativos contrataron (y contratan) a personas teniendo en cuenta por encima de todo su formación y los extras en ese ámbito. Ojo, no digo que estudiar no sirva para nada. Simplemente digo que no todo aquel que haya pasado seis años entre universidades y universidades es válido para desempeñar un trabajo. Os voy a poner dos ejemplos:

Primer ejemplo

Una persona que tiene el título de técnico superior en educación infantil (o cualquier otro) acude a una entrevista en un centro educativo. El director lee su curriculum y se da cuenta que "únicamente" tiene esa formación y las prácticas. En la cita, el estudiante deja claro su pasión por la educación infantil, por cambiar las metodologías y aplicar otras nuevas. 

Segundo ejemplo

Una persona que tiene el grado de magisterio infantil y primaria y además un master en educación. En la entrevista, la persona habla de su generoso expediente académico y de las calificaciones que obtuvo en los grades y en la especialización. Obviamente, el personal directivo se queda maravillado. 

Y aquí viene la pregunta del millón: ¿cuál de las dos personas conseguirá el trabajo? Como decía antes, en muchas empresas y centros educativos se siguen fijando en los extensos expedientes académicos. Es decir, que la persona del segundo ejemplo tiene más posibilidades de conseguir el puesto simplemente por sus conocimientos. ¿Eso quiere decir que es válida? No. ¿Eso quiere decir que vaya a ser un buen profesional de la enseñanza? No. 

Estamos en el año 2016, por favor, dejemos de fijarnos tantísimo en las carreras (que no digo que no sean importantes), en las calificaciones, en los expedientes académicos y en los títulos universitarios y empecemos a valorar el trabajo en equipo, la inteligencia emocional, la asertividad, la empatía, la educación en valores, el optimismo, la resolución de conflictos y todos esos aspectos que en muchas ocasiones se quedan fuera del curriculum y son increíblemente importantes y destacables. 

Artículo escrito por Mel Elices Agudo, fundadora de Nunca jamás y yo y Aprendiendo en Positivo

Josefina Ruiz 27/10/2016 · #18

Nunca hay que confundir Educación con Conocimientos adquiridos porque son cosas diferentes.
La Educación te la dan tus padres o la aprendes pero la Universidad, Colegios, etcétera. ... Sólo Te Da Conocimientos Para Desempeñar puestos de trabajo y muchas personas estudian carreras universitarias porque ganan dinero no porque les apasionan y estas personas antes o después se queman porque de verdad no están desempeñando un puesto de trabajo que realmente les gusten o apasionen.
Aunque también están los casos que estudian una carrera universitaria y cuando se ponen a desempeñarla no les gusta (que también existen estos casos).
Yo No Terminè mi carrera por motivos circunstanciales y es verdad que en este mundo te vetan en casi todos los trabajos sin darte la oportunidad de valorar la experiencia, actitud, etcétera. ...

+1 +1
Angel Coca 18/10/2016 · #17

#15 @Mel Elices Agudo si en parte te entiendo. No se los motivos por los que tu amigo decidió autoformarse y no obtener el título oficial, pero cuando se autoformó ya debería de saber los problemas que podría traerle el no tener un título oficial. Igual tu amigo tiene al suerte de estar trabajando con esa autoformación. Siento no compartir tu opinión. Cuando te matriculas de cualquier grado, diplomatura o licenciatura hay unos exámenes que en la autoformación no existen. Lo que sí comparto contigo es el valorar la actitud a la hora de ejercer tu profesión.

0
Mel Elices Agudo 18/10/2016 · #16

#13 @Jose Luis Muñoz Pliego la que está totalmente de acuerdo contigo soy yo. ¡Madre mía, qué reflexión te has montado! Me alegro mucho que haya sido con uno de mis post. Por cierto, me encantaría tener contigo una conversación/debate sobre los exámenes y calificaciones en la educación. En breve, voy a colgar un post que he escrito esta mañana y me encantaría/ilusionaría tener tu opinión para que me dejes tan asombrada como lo acabas de hacer. ¡Miles de gracias, Jose! Un abrazo grande. :)

0
Mel Elices Agudo 18/10/2016 · #15

#14 @Angel Coca Tengo un amigo que junto conmigo empezó la carrera de Pedagogía. Yo me decanté por matricularme en una universidad a distancia tradicional y obtener mi título universitario. Él se decantó por formarse en lo mismo sin ir a ninguna universidad y obteniendo apuntes de gente de la UNED en grupos de redes sociales. Es decir, que estaba estudiando lo mismo yo. De hecho, yo le sigo preguntando dudas y hay cosas teóricas que se las sabe mejor que yo. El año que viene termino la carrera, y aunque sé que estoy preparada para trabajar en el ámbito pedagógico, no me importaría en absoluto que el puesto de trabajo se lo dieran al amigo del que te hablo porque sé personalmente que está igual (o más) preparado que yo para cambiar la educación. Obviamente, si hablamos de alguien que no tiene ni idea de lo que es la Pedagogía, ni la educación, pues no, no me haría ninguna gracia evidentemente. :D

0
Angel Coca 18/10/2016 · #14

#4 @Mel Elices Agudo en tu perfil he leido que eres pedagoga. Por lo que comentas, te pregunto ¿te gustaría que alguien que no tiene el título de pedagogía, pero que se ha autoformado y te ha ayudado en tu profesión te quitara un puesto de trabajo? Si fuera mi caso, a mi no me entusiasmaría. Que los grados, las diplomaturas y las licenciaturas no las dan gratis y algunas cuesta sacarlas más que otras. Aunque también te digo que es muy difícil poder contratar a alguien como pedagogo o de cualquier otra profesión si no la tiene. Cuestiones legales de contratos.

+1 +1
Jose Luis Muñoz Pliego 18/10/2016 · #13

Mel, enhorabuena por tu reflexión, no puedo estar más de acuerdo contigo, cualquier cosa que se realiza en la vida esta basado en actitudes tengas estudios o no, lo ideal es que se estudiara a los candidatos por la actitud ante el trabajo que vaya a realizar, pero este tipo de selección no interesa porque tiraría por tierra el método actual de enseñanza, el cual esta perfectamente diseñado para ser dirigidos y manipulados por desgracia, seria genial que hubiera una asignatura en la enseñanza que promoviera las actitudes ante la vida y el trabajo, si esto fuera así sobrarían un montón de rellenos en nuestra educación que nos permiten estar entretenidos, nuestro sistema educativo no esta pensado para hacer profesionales de cualquier cosa, esta pensado para hacer titulados. Piénsenlo si la educación primaria, secundaria, universitaria, etc. fuera sintetizada y se utilizara para eso la "EDUCAR" tendríamos gente con carrera a los 15 años y a esas edades saber tanto no es bueno para el sistema, se corre mucho riesgo, es mejor que la furia de la juventud se desgaste en años de tediosas y desesperantes asignaturas inútiles de relleno. Posiblemente no estén de acuerdo conmigo ante la galería, pero es la puñetera realidad. Felicidades de nuevo Mel, necesitamos gente despierta.

+1 +1
Angel Coca 18/10/2016 · #12

#2 También estoy con Javier, la educación, en casa. Esa es la mejor escuela.

0
Angel Coca 18/10/2016 · #11

#7 Javier tanto como secundario un título, con respeto te digo que no lo veo así. Personalmente, tan importante es un título, del nivel que sea, como la actitud de la persona. Para mí, ambos por igual. Tengo claro que la educación te la da la familia, como he escrito en otro comentario. Para mí lo de secundario sería como decirle a un niño que estudie, pero que no le eche cuenta al título. Yo le diría que estudiase lo que mejor se adapta a sus gustos y sus talentos. Hay muchos abogados, ingenieros, médicos y docentes que estudiaron por obligación y no les gusta su profesión.

0