Actividades de montaña: ¿cómo vestirse?

Si quieres disfrutar realizando actividades de montaña, resulta imprescindible ir con el equipamiento adecuado, de lo contrario puede que vivas una experiencia más negativa que positiva. Una de las ideas en cuanto a la ropa para ir a la montaña es adoptar un sistema de tres capas que varía en función de las condiciones meteorológicas, ya que en situaciones de mucho frío y lluvia se podría combinar con una cuarta capa. A continuación, veremos las capas recomendadas para realizar actividades de montaña sin problemas. 

  • Primera capa interior: la función de esta primera capa es mantener seco nuestro cuerpo gracias a expulsar el sudor hacia el exterior en verano, mientras que en invierno también debería ayudar a mantener el calor. Esta capa conocida como segunda piel suele estar fabricada en materiales sintéticos de alta transpiración y secado rápido, aunque en los últimos años han aumentado los modelos a base de lana merino.
  • Segunda capa intermedia: su función es aportar calor. En los inicios, los forros polares de distinto grosor en función de la temperatura eran el material más utilizado, pero con el paso de los años han aparecido chaquetas con rellenos de otro materiales como fibras sintéticas, pluma o lana, reduciendo con ellos el peso y volumen de la prenda. 
  • Tercera capa exterior: la función de esta capa es aislarnos de la lluvia, viento o nieve. Una capa exterior de calidad son las chaquetas con membrana impermeable pero también transpirable, de forma que permite evacuar la humedad interior. 
  • Cuarta capa: esta cuarta capa es recomendable para situaciones de frío extremo, puesto que nos permite reforzar el sistema por capas. Se trata de una capa a base de pluma o fibra con mayor relleno y que se pondría entre la segunda capa intermedia y la capa exterior, aportando así más calor. 
Actividades de montaña: ¿cómo vestirse?
Este sistema por capas se caracteriza por su versatilidad, puesto que nos permite elegir qué capas son las mejores para las condiciones de nuestra actividad en todo momento, pudiendo guardar aquella capa que nos sobre en la mochila hasta necesitarla nuevamente. 
Ante situaciones de frío y lluvia, usaremos las tres capas para mantener nuestro cuerpo caliente, seco y aislado de la lluvia. Ante situaciones de frío sin lluvia, la tercera capa no sería necesaria, puesto que únicamente buscamos mantener el cuerpo seco y caliente. Por último, en situaciones de lluvia sin frío, utilizando la primera y tercera capa mantendríamos el cuerpo seco y aislado de la lluvia. 

Lo mejor para adquirir cada capa es acudir a una tienda de deportes, puesto que te aseguras que la ropa de montaña es de primera calidad y el personal que trabaje allí puede ayudarte a elegir los productos, tanto de forma presencial como online.


Susan Larosa Jun 22, 2020 · #1

User removed

-1 -1