Micaela VA in Nutrición y dietas, Vida Sana 3 d ago · 1 min read · ~100

¿Es imprescindible pasar hambre para perder peso?

Entre todas las personas que inician el proceso de intentar perder peso suele producirse un intenso debate entre la conveniencia/necesidad o no del ayuno. La pregunta que más se plantea es clara: ¿necesito pasar hambre para perder peso? La respuesta es no. Definitivamente no. De hecho, pasar hambre es señal de que algo se está haciendo mal.

La sensación de hambre es una señal del organismo adviertiéndonos de la necesidad de nutrientes, similar a la sensación de sed que nos alerta de una hidratación baja. Por esto que acabamos de explicar, si estás siguiendo una dieta con la que pasas hambre, es una muestra de que el aporte de nutrientes de la misma no es el adecuado. 

Numerosas dietas famosas basan sus resultados en la desnutrición aprovechando la creencia popular de que es imprescindible pasar hambre para perder peso. Paradójicamente, cometer este gran error puede hacernos incluso aumentar el porcentaje de grasa. Al final del día, todo depende de la cantidad de grasa y masa muscular que se pierde. Para entenderlo más claramente, es perfectamente posible tener una pérdida de masa muscular superior a la de grasa debido a una mala alimentación. Esta última situación se conoce como 'falsa delgadez', puesto que, en términos del Índice de Masa Corporal (IMC), por muy delgada que esté la persona su porcentaje de grasa indica que sigue siendo grueso. 

¿Es imprescindible pasar hambre para perder peso?

El éxito para perder grasa sin pasar hambre, garantizando así que el organismo recibe los nutrientes necesarios para mantener sus tejidos, pasa por la glucemia o niveles de azúcar (glucosa) en sangre. Es necesario optar por alimentos de bajo índice y carga glucémica, así como reducir (pero nunca restringir) el aporte de hidratos, de esta manera conseguirás una glucemia estable dentro del margen de seguridad. El objetivo es evitar que suba hasta niveles en los que los mecanismos de generación de grasa se activan y también evitar que baje hasta niveles donde, debido a la falta de hidratos en el organismo, se empiece a utilizar nuestra propia masa muscular para reemplazarlos. 

Además, llegado este punto, y en un intento por salvaguardar la vida, todo el proceso de recuperación del entrenamiento se paralizaría por una cuestión de prioridades, afectando directamente a la evolución de cualquier entrenamiento de acondicionamiento físico. La recuperación lo es todo y ningún deportista debería seguir un sistema de alimentación que no lo tenga en cuenta.

¿Quieres contar con la ayuda de un equipo de entrenadores personales en Valencia para conseguir tus objetivos? No dudes en contactar con Performa Entrenadores Personales. Desde el año 2002 a una sola persona por hora, sala y entrenador personal con el objetivo de centrarse en cumplir los objetivos de cada cliente.