Miguel Ángel García Ruiz de Austri in Diseño Editorial, Medios y Creativos Maquetador - Infografista - Diseñador gráfico Apr 5, 2019 · 1 min read · 4.3K

EL PAPEL DEL PAPEL

Durante cientos de años la prensa escrita fue el medio de comunicación que representaba el análisis, la credibilidad y la veracidad. Era el método más utilizado para, digamos, crear opinión.

Sin embargo, la llegada de los medios digitales y las redes sociales está provocando una debacle en la prensa tradicional, esa que se compra en los quioscos, que se lee con atención y reflexión, a la que se dedica un tiempo del que, de pronto, parece que carecemos. Hemos pasado de mancharnos los dedos con la tinta negra del periódico a buscar redes wifi desde donde poder conectarnos a nuestra red social favorita para informarnos.


EL PAPEL DEL PAPEL

El futuro de las cabeceras más importantes es incierto, lo que significa que las empresas más pequeñas, con menos medios a su alcance, están condenadas a la desaparición si no buscan la manera de sobrevivir cambiando su modo de negocio. Y es en eso precisamente en lo que los pequeños periódicos de provincia se equivocan.

¿Quién quiere gastarse un euro y medio en comprar un periódico en el cual leer las noticias de ayer? Es absurdo. Y sin embargo seguimos viendo (y trabajando en ellos) periódicos elaborados de la forma tradicional, anclados en el siglo pasado, cuando los lectores desconocían las noticias escondidas en las páginas de papel prensa.

El futuro es muy negro para estos negocios sin visión a largo plazo: reestructuración de las plantillas, bajada de sueldos, precariedad, pérdida de calidad periodística… El poco olfato, la falta de ambición de los dirigentes de estas empresas no hace si no añadir más leña al fuego. Por no hablar de la instrumentalización de muchas cabeceras al servicio del magnate de turno, que utiliza el periódico para sus chanchullos urbanísticos o políticos.

Todo esto deja a los trabajadores, a los que realmente hacen el periódico, al borde del paro, atrapados entre la situación cambiante del mundo editorial y la incapacidad de sus directivos.

El papel del papel ha cambiado. La prensa tradicional ya no es lo que solía y los cambios son tan profundos y evidentes que resulta frustrante que los que dirigen las empresas no sean capaces de hacer nada por adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas tecnologías. Tan solo los más valientes, los que arriesguen en contenidos, en servicios, en soportes… tan sólo esos podrán sobrevivir en los próximos años.

edimaq.es



Plácido Luna Apr 12, 2020 · #2

Felicitaciones a Miguel Ángel García, autor de este buen artículo, extrapolable a otros entornos que, junto a los cambios tecnológicos y sociales se resisten a evolucionar, muchas veces controlados por dirigentes sin visión, conformistas, "poco ambiciosos" como los llama el autor.
Saludos y buena jornada para todos!
Plácido.

0