Miguel 🐝 López Oliva en Emprendedores y Empresarios, Directivos y Ejecutivos, Recursos Humanos Brand Ambassador • beBee 7/6/2016 · 1 min de lectura · 1,6K

Voluntarios, los superhéroes anónimos

Ser voluntario es mucho más que comprometerse a ayudar a personas en riesgo de exclusión a integrarse en la sociedad. Recibir el agradecimiento, la simpatía y el cariño infinito de estos chicos no tiene comparación ni precio alguno. Es cierto que cada persona es diferente, y que no todos ellos se muestran receptivos en un primer momento, pero enseguida se abren y te enseñan lo que les gusta, te comentan lo que les apasiona y disfrutan de una actividad común francamente enriquecedora.

Hay quien compara el voluntariado con los superhéroes. Es cierto que ninguno de nosotros tenemos la capacidad de volar, de teletransportarnos ni de supervelocidad, pero participamos en acciones que sensibilizan y movilizan a la ciudadanía para cambiar la sociedad y hacerla más justa y solidaria; no tenemos poderes mentales ni podemos detener el tiempo, aunque sí somos capaces de encajar en nuestras apretadas agendas para colaborar de forma desinteresada y por el bien común. Al fin y al cabo es una actividad en la que todos salimos beneficiados: unos aprenden a ser autosuficientes dentro de sus posibilidades y capacidades, y otros recibimos una gratitud y un amor incuantificable.

Es difícil de expresar con palabras aquello que se siente al participar en este tipo de acciones. Es algo que engancha, que una vez que lo pruebas buscas repetir y que sirve para descubrir que lo único que nos diferencia son las capacidades a la hora de desarrollar diferentes actividades, y que lo que nos une es que compartimos sentimientos e inquietudes. Por todo ello animo a todos a probar y colaborar en estos proyectos. Todos tenemos la agenda apretada y el tiempo libre del que disponemos es escaso, pero participar en estos proyectos te hace recargar las pilas y ver las cosas de otra manera. Si hay una frase que defina esta experiencia, no puede ser otra que esta: recibes más de lo que das.




#7 ¡gracias a ti, Carmen! Celebro que te guste. ;-)

+1 +1
Carmen Juanes Luis 17/8/2016 · #7

Comparto lo que dices en tu articulo @Miguel. El voluntariado es un agente de cambio social. Te acerca a muchas realidades muy injustas que estamos viviendo, permite visibilizar y dar voz a muchas personas que a diario encontramos por las calles, pero que ni siquiera vemos y en la mayoría de los casos ignoramos. Y por supuesto te aporta mucho más de lo que tu das. En las acciones voluntarias, los usuarios/as de los programas suelen darte las gracias, pero realmente las gracias debemos darselas a ellos y a ellas por todo lo que nos enseñan. Gracias por tu artículo

+1 +1
Tifany Rodio 8/6/2016 · #6

Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo, Miguel. El voluntariado nos cuesta poco, muchas veces solo nuestro tiempo y nuestra disposición en hacer a alguién más feliz. Como recompensa, nosotros acabamos más felices. Seguramente recibimos más de lo que damos!

+2 +2
AMIRA GARIN 7/6/2016 · #5

#4 totalmente, ¿Que sería de este mundo sin personas con vocación de servicio desinteresado? Se me vienen muchos a lo largo del mundo.

+2 +2

Muchos voluntarios han ayudado a muchas familias a paliar estos años de crisis, sin duda hacen una gran labor.

+2 +2
AMIRA GARIN 7/6/2016 · #3

#2 De nada, mi pareja es Bombero voluntario hace años y se lo que es acompañar a alguien que hace de ayudar a los demás su razón de ser. Se sacrifican horas de ocio, de tiempo con la familia, pero como vos decís, la recompensa es infinita y hace que todo valga la pena. Estoy muy orgullosa de el y de cada persona que dedica su tiempo para ayudar a los demás sin pedir nada a cambio.

+3 +3

#1 ¡Gracias, Amira!

+1 +1
AMIRA GARIN 7/6/2016 · #1

Muy interesante, dignode leer.

+2 +2